jueves 29/10/20
El español, primer suplente

Nadal avisa del mal estado de su rodilla y pone en alerta a Carreño

El manacorense ha afirmado que se encuentra listo para competir el lunes, pero que desconoce lo que pasará "en unos días". "En París no me retiré por precaución", ha señalado 

pablo carreño
Pablo Carreño.

La incertidumbre que merodeaba a Rafael Nadal no va a disiparse por completo. El tenista español, en la rueda de prensa previa a las Nitto ATP Finals, ha asegurado que "si creyera que no iba a estar listo no estaría aquí", para dejar claro que el próximo lunes saltará a la pista para enfrentarse a Goffin. La organización ha sido benévola con el manacorense, al que han permitido estrenarse lo más tarde posible (21:00 horas). "Estoy trabajando duro", ha declarado balear, que tratará de conquistar una Copa de Maestros que aún se le resiste en su exitosa trayectoria. 

Sin embargo, Nadal desconoce cómo responderá su rodilla a la competición y si persistirán los problemas del último Masters 1000. "Si me retiré de París no fue por precaución, fue porque no podía seguir", ha apuntado el español. Esas molestias, como es lógico con el escaso tiempo que ha transcurrido, aún son un problema para Rafa: "La rodilla me molesta todavía. Evidentemente, en pocos días es difícil arreglar el problema. Miro el día a día y trabajo sin pensar demasiado en lo que puede ocurrir. Si algo malo pasa, me iré a casa", ha declarado. 

"No sé qué es lo que pasará en unos días. A día de hoy puedo decir que jugaré el lunes". Esta frase resume a la perfección las intenciones del balear. Debutará sí o sí, pero cualquier mal gesto podría apartarle de la batalla. En la retaguardia yace otro español, Pablo Carreño. El gijonés ha cuajado la mejor temporada de su carrera, alcanzando los cuartos de final en Roland Garros y la semifinal en el US Open. La derrota de Del Potro le colocó virtualmente en Londres, pero el inesperado triunfo de Sock le obligó a conformarse con ser suplente. 

Hace sólo unos días el español deseaba toda la suerte del mundo a su compatriota Rafa, aunque ello le impidiera jugar en Londres. Sin embargo, el tenista español ya está a alerta tras las últimas palabras de Nadal. Si el balear se resiente de su rodillo y decide no jugar más allá del lunes, el gijonés obtendrá su merecido premio tras culminar el año dentro del Top Ten de la ATP. 

Comentarios