lunes 1/3/21
SALTO DE LONGITUD

Eusebio Cáceres: “Mi intención es ir a muerte a por una medalla"

El saltador alicantino no renuncia a nada de cara a Río y está convencido de que puede saltar mucho más lejos de lo que lo ha hecho hasta ahora. Su única meta es evitar las lesiones porque sabe que los objetivos caerán con trabajo y continuidad

Eusebio en uno de sus saltos más espectaculares.
Eusebio en uno de sus saltos más espectaculares.

El salto de longitud volverá a ser en Río de Janeiro una de las pruebas estrella de los Juegos Olímpicos. Esta disciplina cuenta en estos momentos con atletas con muchísimo vuelo a nivel mundial, pero entre ellos destaca un español que puede dar la sorpresa y colarse en la lucha por las medallas. Su mejor marca es 8,37 metros y también posee el récord de Europa junior al aire libre. En los últimos años, ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad, aunque las lesiones no le han dejado brillar tanto como le hubiera gustado.

¿Sus problemas físicos de 2015 están superados?

Sí, estoy trabajando este año duramente en ello, ya que quiero olvidar los problemas que estoy teniendo. Todas las pretemporadas vuelvo completamente nuevo, sin ningún problema. De momento creo que va todo bien y estamos haciendo las cosas adecuadamente para que no vuelva a ocurrir.

¿Qué objetivo se marca de cara a los Juegos?

Llevo varios años con problemas y, sin embargo, he tenido la suerte entre comillas de poder estar más o menos arriba. Mi intención es ir a muerte a por cualquier cosa, principalmente quiero saber dónde están mis límites. Cuando se compite en grandes citas como esta es cuando se puede conseguir.

¿Se ve más preparado que en Londres?

Sí, sin ninguna duda. Londres fue un cambio para mí, fue cuando decidí ser mejor de verdad, profesionalizarme y hacer las cosas como cualquiera de los que están arriba. El que está arriba no es solo porque tenga unas cualidades increíbles, sino porque también las trabaja.

¿Llega en plena madurez a 2016 o por su edad los Juegos de Tokio serán un momento mejor?

No lo sé. Yo siempre he tenido la particularidad de no pensar en el futuro. Supuestamente, con 28 años se llega algo mejor porque se tiene más experiencia, pero ahora tengo 24 y, sin duda, va a ser el mejor año que he tenido hasta ahora.

¿Tiene pensado variar su entrenamiento con respecto a años anteriores?

El entrenamiento varía poco. Simplemente hay que añadir más sesiones. Por desgracia, en ningún momento se trata de entrenar menos, sino de hacerlo más y mejor, con más calidad.

¿Rutherford parte como claro favorito para revalidar su título olímpico o apostaría por otro saltador?

Rutherford es un candidato, sin lugar a dudas, ya que siempre está en el sitio perfecto haciendo sus marcas. Pero también están los saltadores americanos, con Jeffery Henderson a la cabeza, que están ahora mismo destacando con saltos de 8,50.

¿Le afectó negativamente la presión mediática que se creó tras su salto de 8,37 metros?

No, para nada. Siempre he dicho que para mí el apoyo que me da la gente es algo que me gusta, ya que significa que tienen fe en que lo haga bien. A mí que haya jaleo es algo que encanta, porque hace que la gente piense en el atletismo.

¿Siente frustración por los cuartos puestos y las metas que se han escapado por solo un centímetro?

No es frustración por no haberlo conseguido, sino por no haber podido dar lo mejor de mí. En el único momento donde esos resultados fueron algo positivo fue en Moscú, donde de verdad competí a muerte y aun así quedé cuarto. En ese momento fueron mejores que yo y solo quedaba trabajar para mejorar.

¿Todavía piensa que el récord de Yago Lamela está a su alcance?              

No es algo en lo que suela pensar. Creo que puedo saltar bastante más lejos que hasta ahora. He estado bastante lastrado por las lesiones. Sin pensar en que quiero hacerlo, con la paciencia y las ganas de seguir mejorando, creo que sí que me dará para ello.

¿En qué cree que tiene que mejorar más para saltar más lejos?

En especial en mi estado físico, en no lesionarme. Nunca se sabe lo que puede venir en este apartado, pero creo que podemos mejorarlo.

¿Cuántas medallas puede conseguir en Río el atletismo español?

Eso es algo en lo que no he pensado, pero creo que alguna segura podría ser la de Miguel Ángel López, ya que está demostrando que es el mejor y está luchando como nadie. Yo también apostaría por alguna para Ruth Beitia, ya que su carrera lo merece.

¿Le gusta que le llamen el ‘saltamontes de Onil’?

Nunca he sido de apodos, pero mientras no sea nada ofensivo y contribuya a que todo mejore de cara al atletismo, bienvenido sea.

¿Cuál es su mejor amigo dentro del equipo español de atletismo?

Elegiría a Jorge Ureña, que es compañero de entrenamiento. Es alguien que está trabajando muy bien y que está consiguiendo marcas increíbles, que se pueden comparar a las de Antonio Peñalver. Va a dar muchísimo de que hablar.

¿A qué deportista fuera del atletismo admira más?

A Nadal, ya que es un ejemplo del deportista que lucha por todo, el que después de las lesiones se levanta, el que pasa por momentos difíciles y los supera. Para mí es el mejor deportista de España en toda la historia.

Comentarios