jueves 25/2/21
Polémica

Djokovic la toma con el mismo juez que trae a Nadal por el camino de la amargura

El serbio no dudó a la hora de hablar mal públicamente del árbitro que permitió que el manacorense se fuera de Río sin medalla en individuales

Djokovic pensó que las aclaraciones de Bernardes eran "ridículas".
Djokovic pensó que las aclaraciones de Bernardes eran "ridículas".

El desencuentro entre Rafa Nadal y Carlos Bernardes tiene ya demasiados episodios. Todo empezó por la continua obsesión del colegiado de evitar que el tenista jugase con el tiempo de los partidos con sus excesivas demoras en el saque. Este brasileño se muestra más inflexible que ningún otro a la hora de señalar 'warnings', pero también enfadó a Rafa con decisiones polémicas a la hora de aplicar el famoso ojo de halcón a su manera.

Sin embargo, la relación entre los dos llegó a un punto de no retorno en Río 2015. Allí el juez de silla amonestó al exnúmero uno por demorar el saque al pedir una toalla para secarse el sudor con una humedad terrible. Entonces Rafa no se cortó y le anunció en plena pista que pediría a la ATP que no le volviera a pitar más. El español hizo efectiva su amenaza, aunque todo se solucionó con una prohibición temporal que duro un año escaso. Rafa siempre dijo que valoraba al árbitro como persona, a pesar de que ni siquiera el tiempo curó sus heridas.

Ambos se volvieron a ver las caras en los Juegos Olímpicos de Río y allí se vivió uno de los episodios más esperpénticos del año. En plena lucha por la medalla de bronce, Nadal se hizo un coloso para igualar un partido que parecía perdido frente a Nishikori. El japonés quedó tocado anímicamente tras ese parcial, pero decidió irse al baño durante doce minutos para hacer terapia mental, sin que el árbitro tomase ninguna decisión al respecto, cuando al español nunca le ha pasado ni una.

“Quiere ser la estrella del show”

No obstante, parece que Rafa Nadal no es el único gran tenista que tiene problemas con la peculiar forma de llevar los partidos que tiene este juez de silla. De hecho, Novak Djokovic ya había tenido algún problema menor con él a la hora de señalar alguna pelota fuera en pistas de tierra, pero esta semana hizo mucho más patente su desencuentro con él.

De hecho, las cámaras captaron como discutió a voz en grito con el árbitro en pleno partido contra Roberto Bautista. El problema volvió a llegar porque el juez decidió pitarle un 'warning' al número uno, por lo que empieza a dar la sensación de que este árbitro no quiere que en ningún caso le digan que se deja impresionar o influir por los más grandes.

Asimismo, 'Nole' tampoco ocultó que no le gusta nada la actitud de Bernardes, cuando le preguntaron por su actuación después del partido. “No he entendido las decisiones que ha tenido. Cuando he ido a cambiar la raqueta he aprovechado para cambiar también mi camiseta y por eso me ha pitado un warning. Carlos ha sido la estrella en este show, eso es lo que ha querido ser hoy”.

En cualquier caso, el de Belgrado no quiso poner paños calientes a su derrota y reconoció que Roberto Bautista, que posteriormente perdería en la final frente a Murray, fue superior. Pese a todo, volvió a achacar sus malos resultados a un bajón mental. “Quizá esté algo exhausto debido a la cantidad de partidos que he disputado en los últimos 15-20 meses. Seguir con esta rutina es la que ha causado en mí estas sensaciones durante el partido. Voy a intentar estar preparado para la gira indoor donde siempre he podido rendir a un nivel muy alto”, concluyó el todavía líder de la clasificación ATP.  

Djokovic la toma con el mismo juez que trae a Nadal por el camino de la amargura
Comentarios