sábado 12/6/21
Vuelta a España

Contador la lía y Quintana acaba con Froome

El Tink-off, liderado por el español, forzó una escapada inicial que sorprendió al británico. El colombiano, más atento, sí se involucró en ese grupo que incrementó las diferencias hasta casi los tres minutos

20160901-636083531394105901_20160901190201-kxkD-U4171549772Pz-992x558@LaVanguardia-Web
Valverde, Quintana y Froome en La Vuelta.

Tras la etapa reina de la última jornada, este domingo la carrera presentaba un perfil montañoso, pero de tan sólo 118 kilómetros. Si Chris Froome logró no ceder un solo segundo en Aubisque, era complicado imaginar que algo podía cambiar en la general antes de la contrarreloj. Sin embargo, Alberto Contador tenía ganas de liarla. Y en eso es un experto. El Tink-off, tras un par de intentos, forzó una escapada que pilló por sorpresa al conjunto Sky, perdido en mitad del pelotón.

El que si anduvo avispado fue Nairo Quintana. El colombiano cumplió con su papel de líder y se adentró en esa fuga junto con varios compañeros. La renta, en principio escasa, creció de forma constante hasta alcanzar los dos minutos. Un tiempo más que preocupante para el segundo de la general. Froome se hallaba prácticamente sólo: David López era el único gregario que le acompañaba. La etapa tomó tensión, emoción, y mucha incertidumbre.

Astana, ‘desinteresadamente’, echó un cable a Froome y tiró en bloque. Pero ni aun así pudieron deshacer la brecha que Movistar y Tink-off habían creado. Los dos bloques impusieron un alto ritmo y cedieron ciclistas en su progresión a la cima. A falta de diez kilómetros, cuando la fatiga había azotado a los gregarios en el grupo perseguidor, Froome tembló. Por primera vez se vio sólo y apenas supo reaccionar. Aguarda y miraba atrás, en busca de alguien que le marcara la marcha.

Quintana sí supo asumir su rol, y cuando las fuerzas del resto flaqueaban, lideró ese primer grupo, donde al final sólo quedaron Brambilla y Contador. Froome lo hizo más tarde, pero con síntomas de fatiga. Justo ese momento lo aprovechó Valverde para atacar y minar aún más la moral del británico, que se fue a la cola y entró en una importante crisis que hacía presagiar que la diferencia en la línea de meta podía ser muy alta.

El colombiano, por si acaso, marcó un ritmo al alcance de pocos. Sin atacar, constante. Contador no pudo seguirlo, pero sí Brambilla. El italiano se mantuvo a su ruda hasta casi al final, cuando decidió atacar para lograr el triunfo de etapa. Otro en una gran vuelta este año, después del cosechado en el Giro de Italia. Quintana entró y respiró aliviado, consciente de que habían sacado un enorme provecho de una etapa que en principio no era propicia para ello.

Contador perdió poco más de treinta segundos, pero ya roza el podio, donde ahora mismo Chaves ocupa el tercer escalón. En segundo lugar en la general se mantiene Chris Froome, que cedió más de dos minutos y medio finalmente, y por tanto acumula una desventaja de tres minutos y medio en la general. El británico sufrió de verdad por primera vez, y ya sabe que no le será suficiente con hacer una buena contrarreloj. Ahora le toca a Froome atacar.

Comentarios