Viernes 21.09.2018
Planes

Praga y los lugares que no te puedes perder

Uno de los destinos más conocidos del mundo tiene muchos secretos por descubrir. Por algo Praga es una de las ciudades más visitadas de Europa.

Praga y los lugares que no te puedes perder.
Praga y los lugares que no te puedes perder.

Cuando fuera de nuestro continente se habla de destinos europeos, hay una lista de ciudades que siempre aparecen. Incluso dentro de nuestras fronteras podemos destacar lugares a los que todo el mundo está deseando ir. Uno de esos lugares es la ciudad de Praga, capital de la República Checa. Uno de los sitios a los que la mayor parte de los turistas que viajan al centro de Europa tienen pensado acercarse. Si eres uno de esos turistas, mira algunos de los sitios que no te puedes perder cuando vayas.

El reloj astronómico

Esta espectacular torre medieval se encuentra en el ayuntamiento, y es uno de los sitios más visitados de la ciudad. Tanto visitantes como vecinos caminan cerca cuando se va a tocar una nueva hora. Figuras de talla artesanal bailan en un espectáculo excepcional, que por mucho que se repita no deja de asombrar a propios y extraños. Más de 500 años funcionando es todo un logro sin duda ninguna. Es uno de los puntos más solicitados en Free Tours Praga.

Puente de Carlos

Más antiguo todavía que el reloj es este puente. El más viejo de la ciudad y el segundo en edad de toda la República Checa. Más de 500 metros de recorrido a pie que en las horas más concurridas del día puede albergar miles de personas. Ha visto siglos de historia y se ha usado de muchas formas, incluso como soporte para el tranvía que daba paso a la ciudad. A lo largo del recorrido se pueden ver 30 estatuas barrocas, que representan a varios santos. Aunque se trata de réplicas, ya que las originales están expuestas en el Museo Nacional de Praga.

Si quieres disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad, prueba a dar un paseo por el puente cuando cae la noche.

Estación principal de trenes

Uno de los últimos vestigios de la corona de Habsburgo. Si organizas tu viaje a Praga en tren, desde Trenes.com te recomiendan elegir este como punto de destino y salida. Así podrás disfrutar de su interior, que es donde se encuentra todo su encanto. Desde fuera, lo cierto es que es muy fácil que pase desapercibida. Pero si llegas en tren allí, seguro que te quedas un buen rato disfrutando de los ejemplos de Art Nouveau que se pueden encontrar.

Si estás acostumbrado a viajar con billetes AVE tal vez te decepcionen un poco los trenes normales que circulan por Praga, ya que son bastante incómodos. Aunque los que conectan capitales europeas son más confortables. Y todo el mundo sabe que cruzar Europa en tren es algo que se debe hacer en calma, no a gran velocidad.

El viejo cementerio judío

Puede que visitar un cementerio no entre en tus planes cuando se habla de disfrutar de un viaje. Pero este es uno de los lugares más impresionantes de toda la ciudad. Se remonta a la época en la que estos fueron separados del resto de habitantes en un gueto. Según algunos cálculos, podría haber más de 100 mil personas enterradas allí, bajo más de una decena de capas de tierra. Lo que explica el porqué de que las lápidas estén tan cerca unas de otras.

Palacio de la Ópera

Ninguna agencia de viajes daría por terminado un recorrido por Praga sin haber visto el edificio de la Ópera. Tanto su fachada como el interior son impresionantes. Y algunos viajeros planifican su viaje en torno a sentarse en una de sus butacas y disfrutar de una actuación en vivo. Aún sin llegar a hacerlo, la experiencia de visitar el edificio merece la pena.

Hay mucho más que ver en Praga, aunque depende de cuánto tiempo tengas para visitarla. En cualquier caso, no puedes dejar de ver estos maravillosos rincones y descubrir porqué es una de las ciudades más famosas del mundo.

Comentarios