Viernes 20.07.2018
GRANDES EVENTOS

Pasos a seguir para organizar una comunión por todo lo alto

A partir del mes de abril empiezan a celebrarse una gran cantidad de comuniones por todo el ámbito español

Organiza una primera comunión por todo lo alto.
Organiza una primera comunión por todo lo alto.

Sin duda alguna España es un país aconfesional a grandes rasgos (como bien recoge la propia Constitución de 1978), sin embargo a lo largo de la historia nuestro país se ha caracterizado por celebrar diversos tipos de actos religiosos apegados al cristianismo. Tradiciones y costumbres que se extienden hasta nuestros días, y que son llevabas a cabo en diferentes épocas del año según marque el calendario.

Las bodas son los actos religiosos ligados al cristianismo más celebrados y conocidos por la mayoría de los españoles (todos conocemos casos de bodas que se han extendido demasiado en el tiempo), las cuáles siempre han precisado de un gran desembolso económico por parte de los novios. Una situación que está cambiando en la actualidad, puesto que otro tipo de celebraciones religiosas como los bautizos o las comuniones han cogido una notable importancia en los últimos años.

Sobre todo es especialmente reseñable el caso de las comuniones, que hace diez o veinte años apenas tenían la preparación e importancia de nuestros días. Ante este contexto, no parece extraño que cada vez más personas busquen consejo para organizar una comunión, para que no se escape ningún detalle y todo salga a pedir de boca.

Las invitaciones de comunión o la reserva del banquete en algún restaurante u hotel pueden parecer cuestiones menores a primera vista, sin embargo actualmente se han convertido en algunos de los consejos para comuniones más buscados por los internautas. Porque para que la comunión salga perfecta, todo tiene que estar preparado y organizado previamente (incluso con un año de antelación).

¿Cuándo empezar a organizar la comunión?

Después del bautizo, la comunión es el segundo acto religioso ligado al cristianismo al que más importancia se da en las familias. Realmente, esta es la primera celebración que la persona en sí (niño o niña) puede disfrutar íntegramente, puesto que cuando se celebran los bautizos estos suelen tener pocos meses de vida.

Un acto que debe quedar grabado en la mente del más pequeño y de todos los asistentes al evento, como un recuerdo inolvidable que jamás se borrará en el tiempo. A diferencia de lo que ocurría en antaño, por suerte en la actualidad los padres del pequeño saben con antelación cuándo va a ser la fecha del evento, por lo que pueden ir anticipándose y realizando reservas para la comunión.

Reservas del espacio donde se celebrará el banquete (restaurante, local comercial, hotel, etcétera), que en estos casos suele caracterizarse por contar con zonas de ocio como jardines, toboganes o castillos hinchables donde los más pequeños disfrutarán después de la comida. Una reserva que debe realizarse con antelación (aproximadamente unos cuatro o cinco meses antes), para que no haya problemas de espacio y todos los invitados tengan sitio en el evento.

Antes con dos o tres meses de preparación era suficiente, pero en la actualidad la situación ha cambiado y lo más conveniente es empezar a cerrar todos los detalles en cuanto se sepa la fecha exacta de la comunión.

Elementos a tener en cuenta a la hora de organizar una comunión

Como ya se ha comentado anteriormente preparar una primera comunión no es una tarea fácil en ningún caso, por lo que se recomienda empezar con tiempo para no tener imprevistos que puedan aguar la fiesta final. Imprevistos y errores que pueden aparecer desde cualquier lado, porque en este tipo de eventos resulta fundamental cuidar todos los detalles y no dejar ningún fleco abierto.

Por ejemplo, el vestido y los complementos de ropa son algunos de los elementos más importantes a tener en cuenta a la hora de celebrar una comunión, por lo que la mayoría de padres y madres suelen comprarlos con tres o cuatro meses de antelación. Por otro lado, las invitaciones de boda y los reportajes fotográficos son otros de los elementos fundamentales a cuidar antes de celebrar una comunión, ya que estos se convertirán en un recuerdo único del evento.

Además en los últimos años muchas personas han apostado por contratar animación infantil posterior a la comida de comunión, para que los más pequeños puedan disfrutar de una fiesta especial cargada de payasos, castillos hinchables, cuentacuentos o pintacaras. Y por último, y no menos importante: los regalos.

Un tipo de elemento que ha cambiado en el tiempo, ya que se ha pasado de regalar relojes, pulseras de oro y joyas a regalar productos tecnológicos como videoconsolas, ordenadores, smartphones o tablets.

Comentarios