APROVECHA LOS DESCUENTOS

Cómo comprar de forma segura durante el Black Friday

Las compras a través de internet son cada vez más habituales. Esto hace más importante tener unos conocimientos mínimos para evitar ser víctima de un fraude cibernético

Black Friday. | Imagen de archivo
Black Friday. | Imagen de archivo
Cómo comprar de forma segura durante el Black Friday

Este viernes regresa el Black Friday, el día que inaugura la temporada de compras navideñas con importantes descuentos en comercios físicos y online. Las compras a través de internet son cada vez más habituales. En España, la práctica del 'e-commerce' no deja de crecer y así lo demuestran los últimos datos del 2017, recogidos por el informe del Consejo Económico y Social (CES).

En nuestro país las compras por Internet se han triplicado en la última década hasta llegar al 70% de internautas esporádicos y un 40% en el caso de los que repiten esta práctica todos los meses. Pero antes de proceder a la compra (según recomienda DAS Seguros) es importante que conozcas ​las recomendaciones a  seguir para comprar de forma segura por Internet y evitar así ser víctima de un fraude cibernético. ​

1. Conoce a quién compras. Antes de realizar cualquier compra, debes fijarte en los datos de la empresa vendedora. Puede ser de ayuda verificar la reputación de la tienda a través de las valoraciones u opiniones de otros usuarios. También puedes confirmar que el domicilio y el número de teléfono sean reales, por si ésta tuviera que responder ante cualquier duda o problema.

2. Saber qué estás comprando. Se recomienda leer siempre la letra pequeña de lo que compramos. Especialmente, lee con atención la descripción del producto ya que, en ocasiones, es allí donde se proporciona información como por ejemplo que es un producto usado o con algún tipo de tara, o bien que hay que pagar gastos extra por gestión o por envío. Además, se recomienda comparar el precio con otras plataformas, si un mismo producto aparece en una web con un precio muy inferior al resto, desconfía porque puede ser un producto falsificado.

3. Compra únicamente en sitios seguros. Aunque existen portales que saben falsear URL, no es lo más habitual. Por este motivo, puedes averiguar si se trata de una página web segura solo verificando que la dirección empiece con https://. La ‘S’ es una garantía de que puedes navegar tranquilamente sabiendo que tus datos están codificados mientras corren por Internet, es decir, que están a salvo. Si por ejemplo, alguna vez, te llegara un correo electrónico donde piden que envíes tus datos personales o financieros, no contestes. Lee los términos y condiciones de privacidad para saber qué uso se les darán a tus datos. Es importante comprobar que tus datos no se registran públicamente: revisa la política de privacidad de la página web y verifica qué datos personales van a recopilar, dónde los van a almacenar y para qué los van a utilizar. Si la web carece de política de privacidad, considera hacer tus compras en otro lugar.

4. Usa contraseñas seguras. No uses aquellas fáciles de averiguar cómo fechas de cumpleaños o nombres de mascotas. Cuida las contraseñas que pones, ya que en muchas ocasiones es necesario estar registrado para poder comprar. En esos casos, pon una contraseña diferente a la que tengas en tu correo electrónico o perfiles sociales. Es fundamental usar una contraseña exclusiva para estar más protegido.

5. Lee cuidadosamente la política de devolución y reintegro del sitio web así como los términos de la transacción y las fechas de entrega. Comprar en un e-commerce no te impide devolver un producto. Asegúrate de los procesos a seguir y de las garantías que ofrece la página web antes de formalizar la compra: si existen restricciones para el lugar en el que vives, por ejemplo. 

6. Utiliza con precaución tu información bancaria y verificar a menudo la actividad de tu cuenta bancaria. El vendedor debe indicar con claridad el precio del producto en la moneda del país donde lo vende. También debe informar de si el envío es gratuito o por el contrario tiene algún coste adicional. Además, la forma de pago tiene que aparecer de forma nítida. Por último, como en las compras por internet no recibirás ninguna factura o recibo físico, se aconseja intentar imprimirlo y guardar la información que creas necesaria, como la cantidad del pago, la descripción del producto y, en general, todos los detalles relacionados con la compra.