domingo 5/12/21
TIPOS DE VINOS

Una de las bebidas más populares y de la cual no sabemos mucho: el vino

La producción de vino en España es sin duda alguna una de las más importantes en la industria gracias a la gran diversidad de uvas 

racimo
Racimo de uva.

Existe una gran diversidad dentro del mundo del vino, y es que es un gran mercado muy variado en el cual podemos encontrar tres grupos destacables e importantes: uno es el vino rosado, otro el vino tinto y por último tenemos el vino blanco. Todos ellos son excelentes y se toman tanto para las comidas (como bebida espirituosa acompañante de la misma) como para momentos de celebración y festejo, en los cuáles se busque brindar y celebrar algún evento importante.

En el caso del vino blanco, también podrás utilizarlo para la cocina, pero con una finalidad distinta la cual es aderezar el plato a cocinar en cuestión. El sabor que ofrece un buen chorreón de vino blanco a un plato lo vuelve exquisito para el paladar.

Sin embargo, la gran mayoría de vinos también deberían ser divididos en clases dentro de su propio grupo: ya que no es lo mismo un vino blanco cualquiera para cocinar y dotar de un gran sabor dicho plato de comida, que otro destinado a beberlo: su disfrute es mucho mayor y por ende, su sabor también ofrece una mayor calidad. Dentro de este grupo de vinos blancos tenemos el de los albariños: son muy famosos tanto dentro como fuera del país y se cultivan con un gran cuidado atendiendo a una crianza específica la cual, paradójicamente, les proporciona un sabor y aroma frutal muy característico a un temprano nivel de crianza, por lo que estos tipos de vinos se suelen consumir jóvenes, aunque también existen cultivos más largos en barrica.

El vino albariño de Mar de Frades destaca de entre este selecto grupo de vinos blancos ya que su aroma no recuerda a las frutas, ni siquiera a cítricos: más bien rememora el mar y su elegante frescura. Es uno de los más selectos dentro de su campo y una bebida espirituosa prémium con un sabor indescriptible por las palabras para todos aquellos que han tenido la posibilidad de probarlo.

Diferencias entre el vino blanco y el vino tinto

La gran mayoría de personas, tan solo verán lo evidente entre ambos en esta comparativa: el vino tinto tiene un color más oscuro que el blanco (de ahí sus respectivos nombres) y por supuesto, tienen un sabor diferente. Sin embargo, no todo se reduce a algo tan sumamente simple: tanto las uvas como los racimos, así como el proceso de maceración al que son sometidas son muy distintos, ya que en uno se busca un sabor mucho más ácido (vino blanco) que en el otro (vino tinto).

Otra de estas diferencias es su crianza: Los vinos blancos son cosechados mucho antes que los tintados, y sin taninos antioxidantes en el proceso, motivo por el cual precisamente son tan ácidos en comparación con un vino tinto.

Evidentemente, estamos hablando de una comparativa entre dos marcas de similar calidad, ya que sería ventajista el comparar una bebida prémium con otro vino de distinto tipo perteneciente a una gama media / baja. ¿Qué diferencia a un vino prémium de uno normal y corriente? Precisamente la dedicación, el cuidado y el empeño en cada uno de los pasos que se desarrollan mientras se realiza todo este proceso.

Comentarios