lunes 06.04.2020
Apuestas deportivas

Si quieres vivir de las apuestas deportivas ¿cuánto dinero necesitas?

¿Te puedes dedicar a las apuestas con un bankroll pequeño? Pues déjame decirte que sí, pero tiene algunas limitaciones

Si quieres vivir de las apuestas deportivas ¿cuánto dinero necesitas?

Mucha gente en las redes sociales comenta cosas como: “en este sector no te puedes ganar la vida”, “solo ganan las casas de apuestas”, “las apuestas no valen para nada”, “sin un bank grande es imposible” o simplemente, tienes mucho tiempo para invertir pero jamás le dedicas el tiempo suficiente a esto. Básicamente, hay muchos comentarios como los anteriores, y también está el mito donde se dice que si no tienes mucho dinero para invertir en una apuesta, porque en este ámbito no se juega, se invierte, pues no te puedes dedicar a esto. En parte, este mito tiene razón, pero hay pequeñas variables que justifican que lo afirmado es falso.

Por otro lado, ¿Te puedes dedicar a las apuestas con un bankroll pequeño? Pues déjame decirte que sí, pero tiene algunas limitaciones. Para tener éxito en las apuestas, cada vez que visitas una página web de apuestas deportivas, siempre hablando a largo plazo, entran en juego tres variables: la primera es el bankroll, o la cantidad de dinero que tienes disponible para utilizarlo en la inversión de las apuestas deportivas; la segunda es tu habilidad como pronosticador, porque al poseer más habilidad conseguirás más rendimiento en tus apuestas y por supuesto más rentabilidad; la última variable es el volumen de apuestas que estés capaz, o que estés capacitado, para meter a lo largo de un periodo de tiempo. Estas son las tres variables que entran en juego para hacer crecer tu bankroll y poder dedicarte a las apuestas deportivas.

Por ejemplo, si tienes una meta de 1000 dólares ¿en cuanto tiempo te llevaría ganar esta cantidad de dinero al mes? Aunque para algunos, según sus necesidades específicas, necesiten más o menos de esta cantidad, la cifra de 1000 dólares es el monto promedio para explicarte cómo vivir de las apuestas deportivas. En primer lugar, digamos que empiezas con un bankroll de 20 dólares, con un rendimiento medio del 10%, y esto significa que el bankroll al final de un mes va a ser un 10% mayor que el inicial. Es decir, si empezamos con 20 dólares, al final de mes va a ser de 22 dólares.

La anterior cifra puede que no resulte tan atractiva, pero si tienes un bankroll pequeño, ¿vas a poder dedicarte a esto? Claro que sí, pero vas a tener que invertir más cantidad de tiempo en hacer crecer ese bankroll. Ahora bien, con un rendimiento del 10% y con un capital de 20 dólares, a los tres años estarías ganando 56.20 dólares, en este caso, ni siquiera te acercarías a los 1000 dólares al mes, de hecho, te faltarían 77 meses o mejor dicho 6 años y medio, para lograr ganar esa cantidad. Es por ello que nunca se recomienda tener un bankroll tan pequeño.

Otro ejemplo sería comenzar con un bankroll de 250 dólares, siendo algo medianamente decente para el mundo de las apuestas deportivas. Para este caso después de tres años, ya se estaría mucho más cerca de la meta, ya que para una cifra inicial como la mencionada anteriormente, solo se necesitarían unos 40 meses o un poco más de 3 años para llegar a ganar los 1000 dólares al mes. Por supuesto, cuanto más bankroll tengas inicialmente, pues es más fácil de llegar a esa meta con un mismo rendimiento medio del 10%.

En suma, debes tener en cuenta que el bankroll es muy importante, el que te diga lo contrario, te está mintiendo. A mayor bankroll, más fácil será llegar a tu objetivo. Sin embargo, también es importante la rentabilidad.

En el primer ejemplo que señalamos, si se pasa de un rendimiento al 15%, los resultados tienden a ser diferentes. Con los 20 dólares iniciales se recorta bastante, ya que después de 3 años se puede lograr conseguir 400 dólares. Simplemente, estamos hablando de un 5% de rendimiento de diferencia con el primer caso, lo cual no es una distancia muy importante con el rendimiento inicial de 10%. Seguidamente, en el segundo ejemplo, con 250 dólares se pasa inmediatamente a 25 meses para llegar a la meta de los 1000 dólares.

A partir de los anteriores ejemplos, se puede justificar entonces que sí importa tu bankroll inicial, tu habilidad a la hora de hacer pronósticos deportivos, y además, mientras más habilidad tengas, más rendimiento vas a tener y más fácil o más rápido vas a ganar dinero.

Por otro lado, también importa el volumen. Por ejemplo, tú ves a una persona que afirma que no tiene nada de tiempo para apostar a cosas que estoy muy segura que van a salir, por lo tanto, solo hace unas 10 apuestas al mes de 100 dólares, obteniendo un 25% de rentabilidad, lo cual es bastante bien ya que de media estará ganando unos 250 dólares al mes. Sin embargo, otra persona que sí tiene tiempo, puede tener la táctica de meter 250 apuestas al mes de 50 dólares, sin necesitar un gran rentabilidad de 25% para ganar, ya que con tan solo un 5% de rentabilidad, tendría un rendimiento de 626 dólares, casi dos veces más que la persona que no tenía el tiempo suficiente para apostar.

Por lo tanto, a mayor volumen de apuestas, menor suele ser la rentabilidad, siempre y cuando de cuánto dinero estés apostando. En suma, no hay ni mejor ni peor opción, siempre dependerá del estilo del apostador y de su perfil.

loading...
Comentarios