viernes 30/10/20

Te descubrimos algunas de las curiosidades más impresionantes de Cádiz

Todas las ciudades tienen cosas que no sabemos, es hora de ir descubriéndolas

cadiz-4005746_1920 (1)

Cuando nos preguntamos que hacer en Cádiz no es difícil darse que la ciudad ofrece un motón de sitios interesantes qué ver. Todos conocemos su Castillo de Santa Catalina, su Torre Tavira o su Catedral. Lugares que puedes visitar a fondo si buscas algún tour en páginas como Vipealo.com donde un guía experto te cuente todos sus detalles.

Pero en este artículo no hemos venido a hablar de los monumentos más importantes del territorio gaditano. Hoy vamos a desvelar las curiosidades que esta ciudad esconde. Empezamos:

¿Sabías que bajo el barrio del Pópulo hay un teatro romano?

Sí tal cual lo lees, hace menos de 40 años en un proyecto arqueológico se encontraron las ruinas de un teatro romano del siglo I a.C. Increíble ¿verdad? Su existencia quedó en el olvido cuando los musulmanes empezaron a construir nuevos edificios encima.

El Cádiz se recicla todo, hasta los cañones de guerra

Después de la Guerra de la Independencia, en el siglo XVII, hubo un excedente de cañones de guerra. ¿Qué podían hacer los lugareños con tan preciado material? La respuesta es fácil, incrustarlos en las esquinas de las viviendas de modo que quedaran protegidas del roce de los carruajes. Sin lugar a dudas una solución muy práctica.

Pedacitos de cochas, el material perfecto para las fachadas

Un material tradicional para la construcción gaditana eran la piedra ostionera (hecha con trocitos de conchas marinas y rocas erosionadas por el mar) âactualmente puede verse en las paredes de las casas, edificios ¡hasta el Castillo de Sancti Petri!

El duende y los fantasmas de Cádiz

En el conocido Callejón del Duende, junto a la Posada del Mesón, se daban cita los más variopintos de dudosa reputación, del que destacaba el famoso bandolero “el duende” (por el que recibe el nombre). Cuentan que al llegar las tropas de Francia, un capitán francés se enamoró de una gaditana y juntos compartieron un amor clandestino. Para que nadie los viera se daban cita en el famoso callejón. Fue en uno de esos días que se cruzaron con una de estas personas de mala vida que les quería robar. El resultado de la reyerta acabó con el capitán asesinado y su joven enamorada muerta de pena (literalmente). Todavía se rumorea que en ese mismo callejón aún se puede escuchar una voz que en el día de los difuntos dice “mi amor,mon amour”.

Las Torres-Mirador punto de información

Estas torres vigías, son una de las grandes curiosidades de Cádiz, desde allí se divisaban los barcos mercantiles que venían del “Nuevo Mundo”. La comunicación se hacía con banderas, de modo que regateaban los precios de los productos según la ley de la oferta y la demanda con señas, símbolos, colores y movimientos. ¿Te imaginas? ¡La comunicación antes de la era digital!

El sueño de la catedral de Cádiz de ser más alta que la Giralda

La nueva catedral de Cádiz del siglo XVII, tenía el objetivo de que sus torres fueran más altas que la Giralda de Sevilla. Tal fue el empeño que incluso derruyeron las casas de alrededor para engrandecer la plaza y crear una mejor visión de la construcción. Pero como todo no sale como uno quiere, una crisis económica invadió la ciudad provocando que no pudieran seguir con las obras mucho más tiempo. Para no dejarlo a medio acabaron el edificio lo más rápido posible. La prisa hizo que sus valiosas torres se quedaron a la mitad de lo que se había propuesto.

¿Te ha gustado? pues todos estos detalles los puedes aprender de primera mano en cualquiera de las visitas guiadas por Cádiz que se ofrecen para conocer la ciudad junto a un guía experto. ¡No pierdas la ocasión de hacer una!

Comentarios