miércoles 15.07.2020

Agricultura en verano: todo lo que debes saber

Comienza el verano y junto a él las altas temperaturas. La primavera y el verano son grandes estaciones para el campo y su producción. Pero también es necesario tener en cuenta algunos aspectos que pueden perjudicar los cultivos
Agricultura en verano: todo lo que debes saber

En este post encontrarás algunos consejos útiles para el cuidado del campo y algunos productos que necesitarás para ello yque podrás encontrar en la tienda online de Macoglass, especialistas en productos para el campo y el jardín.

Mallas antihierba

Como su nombre indica, son ideales para evitar el crecimiento de malas hierbas. También son muy útiles para proteger a las plantas de la humedad excesiva del suelo, reducir las necesidades de mantenimiento, economizar el agua de riego y, sobre todo, extender las temporadas de cultivo.

Las mallas antihierbas son un grandes aliadas para las cosechas. Están fabricadas con diferentes materiales pero el concepto es el de una tela muy duradera de superficie porosa con cintas de polipropileno, que puede adaptarse a cualquier terreno.

Se pueden diferenciar tanto la calidad de sus materiales (y que influirá en la duración de la malla), en el gramaje o en la porosidad de su superficie. Con respecto a su colocación, lo primero que se debe hacer es limpiar bien el terreno sobre el que se van a colocar. Luego debes cortar la malla con la forma que mejor se adapte al terreno a cubrir, sin dejar espacios libres por los que puedan crecer las malas hierbas. Por último, debes fijar la malla antihierba al suelo con grapas o clavos. 

Plásticos de invernadero

Es sumamente importante escoger un buen plástico para tu invernadero y proteger tus cultivos del clima u otras situaciones adversas que puedan afectarlos. Son tan imprescindibles que pueden transformar tierras aparentemente improductivas en verdaderos terrenos de explotación agrícola.

La gran ventaja radica en su efectividad a la hora de cubrir los cultivos ya que permiten crear el microclima óptimo con el que las plantas crecerán y darán frutos. 

Existen dos grandes grupos en los que se dividen los plásticos de invernadero: rígidos o flexibles. Se diferencian por sus estructuras, sus propiedades térmicas, ópticas y mecánicas. 

Mallas antipájaros

Las mallas antipájaros previenen el ingreso de todo tipo de aves que causan daño en semilleros, flores y frutos. Las ventajas de utilizar este tipo de herramienta son que a la vez que proporcionan una gran protección para los cultivos, también permiten el paso del aire y la luz solar, reducen costos y mano de obra necesaria, son resistentes a vientos fuertes, facilitan el tratamiento y la recolección de los frutos y disminuyen el uso de químicos para control fitosanitario.

¿Qué malla antipájaros utilizar? En función del tipo de cultivo que queramos proteger nos vendrá mejor una u otra malla antipájaros. Las hay especialmente diseñadas para frutales, viñedos, flores, etc.

Además, en función de nuestra situación geográfica, puede resultar interesante elegir una malla antipájaros que también sea antigranizo para evitar que una inclemencia de este tipo pueda dañar nuestros cultivos.

Cintas agrícolas

Las cintas agrícolas son herramientas que permiten asegurar el crecimiento sus frutos. Existen un sinfín de materiales y características que las hacen un gran complemento para los cultivos. 

Algunas de ellas se caracterizan por su alta flexibilidad. Esto beneficia, por ejemplo, el agarre de los injertos a los tutores en viñas o kiwis, con el fin de guiar su crecimiento sin estrangular a la planta en dicho proceso.

Por otro lado, existen también las cintas de plantas trepadoras que, gracias a su nivel de fibrilación, resistencia a la tracción y aditivos especialmente diseñados para resistir a los prolongados periodos de exposición a los rayos solares, son muy necesarias para el crecimiento de plantas trepadoras.

Consejos para el verano

  • Riego: uno de los elementos imprescindibles para tener una buena cosecha es saber manejar el riego. Lo fundamental es que las plantas tengan la cantidad suficiente de agua. Ni más ni menos. Es un aspecto que puede parecer difícil de controlar, pero es fundamental para las cosechas. Si el riego no se realiza de manera óptima, veremos que la cosecha crece lentamente, con hojas amarillas o frutos que se caen. Lo recomendable es realizar riegos frecuentes, aportando agua a la cosecha de forma períodica. Una gran ayuda, que además nos permitirá ahorrar agua, son los sistemas de riego por goteo.
  • Algunas malezas pueden ser un gran problema. Las malas hierbas crecen muy rápido y debilitan nuestras plantas. Por lo tanto, es fundamental mantenerlas bajo control. Hay que tener mucho cuidado de no dejar pequeños brotes, porque los mismos vuelven a crecer de forma rápida y aún más fuertes. La gran alternativa que ya hemos mencionado anteriormente es escoger una buena malla antihierba.
  • Insectos: hay algunas plantas que son atacados por los insectos con el calor como es el caso del tomate.  Se deben revisar las plantas de manera frecuente y utilizar insecticidas agroecológicos para evitar que dañen nuestra cosecha.

En este artículo hemos hablado de algunos cuidados básicos para los cultivos y de los mejores productos para que utilices en el campo o en tu pequeño huerto durante la época más fructífera del año. Esperamos que os sirvan de gran ayuda para tener una buena temporada de cosecha.

Comentarios