martes 19/1/21

Sánchez pide que contra el “griterío partidista” se instaure la “fuerza de la unión”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pide unión, como aseguró que se hizo para frenar la primera ola de la pandemia y así impulsar el crecimiento de España “sin dejar nadie atrás”

“España avanzará. Pero lo hará con más fuerza y sin dejar a nadie atrás, si movilizamos todas las energías disponibles”, afirmó Sánchez en la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Desde el Palacio de la Moncloa y con una cuidada puesta en escena para lanzar un mensaje de modernidad tecnológica de España, Sánchez estuvo arropado por casi todo su Gobierno y miembros de la sociedad civil y empresarial de España, así como embajadores en Madrid, conectados todos telemáticamente.

El Plan, dijo el presidente, es “para una nueva modernización de España” y “no se trata sólo de recuperar el PIB que nos arrebató la pandemia, sino de crecer de una nueva manera. Más fuerte y justa, más competitiva y sostenible. Se trata de convertir este duro golpe en una oportunidad para ganar como sociedad nuestro futuro”, ahondó.

Porque, resumió, “frente a una circunstancia extraordinaria, como es el Covid-19, se requiere una respuesta extraordinaria.”

El combate contra el virus, frente “al griterío partidista, que a menudo indica lo contrario, lo estamos haciendo apoyándonos en buena medida en la fuerza de la unión”, destacó.

En este sentido, Sánchez puso dos ejemplos: el de la llamada paz social de patronal y sindicatos con el Ejecutivo; y de los países de la Unión Europea para impulsar un fondo.

El primero, la labor de la patronal y sindicatos y la en el diálogo social. Recordó que van ya "seis grandes acuerdos" con los agentes sociales: tres acuerdos para la prórroga de los ERTE; el Pacto por la Reactivación Económica y por el Empleo; y la Ley del Trabajo a Distancia. "Ése es el camino en el que cree el Gobierno. El del diálogo social".

El segundo ejemplo, dijo, se refiere a la Unión Europea. Europa ha sabido estar "a la altura" en esta ocasión y, haciendo "honor" a su nombre la UE ha "respondido unida”.

“En marzo llegó la pandemia del Covid y todo se detuvo. Junto al resto del mundo, España fue durísimamente golpeada. En ese momento había que salvar vidas, primero, y salvar puestos de trabajo y empresas, después”.

Ahora, el Ejecutivo “concentrará el esfuerzo de movilización de recursos en los próximos tres años para acelerar la reactivación de la economía”. Y en el plan que presenta, “vamos a concentrarnos en proyectos que se pondrán en marcha en los tres primeros años y que se ejecuten en ese mismo periodo. Serán 72.000 millones de euros para el periodo 2021-2023”.

En esa clave de recuperación, Sánchez lanzó un mensaje para las inversiones extrajeras: España es un país con “un entorno político, jurídico y social sólido”, dijo cara a las inversiones.

Comentarios