domingo 11/4/21

Estrella Digital

Robles recuerda a Carrillo: "Un país no se construye desde la desestabilidad"

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha dicho sentirse "muy orgullosa" de papel que jugó Santiago Carrillo en la Transición, representando a una "izquierda tolerante y que entiende que un país no se construye desde la desestabilidad, desde la intolerancia y el creerse superior a los demás"

margarita robles
Margarita Robles | Archivo

Así lo ha dicho durante un acto celebrado este viernes en el que el Ministerio de Defensa ha rendido homenaje a los tres diputados que permanecieron en sus asientos durante el intento de golpe de Estado del 23F, Adolfo Suárez, Santiago Carrillo y Manuel Gutiérrez Mellado, ejemplo, ha dicho, de "coraje, valor y dignidad".

En su intervención, Robles ha destacado el papel de los tres, que provenían de entornos ideológicos muy diferentes pero "mantuvieron la dignidad, estuvieron defendiendo los valores democráticos y plantando cara a la sinrazón y a la intolerancia".

La ministra se ha referido al exlíder del Partido Comunista de España y ha indicado que en política "hay que tener la humildad de reconocer que el adversario también lo hace bien".

La de su época era, ha opinado, "la España que dialoga, que construye y no descalifica, porque solo desde el diálogo, la tolerancia y el trabajo conjunto vamos a seguir avanzando".

robles

"Quien olvida la historia comete errores y carece de generosidad", ha dicho Robles, que también ha alabado el papel del expresidente Suárez. "Si la democracia es posible, fue gracias al presidente Suárez, que ese mismo día también plantó cara a la sinrazón y a la intolerancia".

Quienes estaban detrás del golpe de Estado "eran una minoría que en absoluto representaban a las Fuerzas Armadas", ha destacado la ministra socialista, que ha recordado cómo el entonces general Gutiérrez Mellado, ministro de Defensa y vicepresidente, también "plantó cara" a los golpistas.

En el acto han intervenido José Carrillo Menéndez, hijo del exlíder del PCE, y Ana Gorostegui Gutiérrez-Mellado, nieta del general, así como uno de los testigos directos del intento de golpe, en exdiputado socialista Manuel Núñez Encabo.

José Carrillo, que fue rector de la Universidad Complutense de Madrid, se ha referido a las "teorías conspiranoicas" en torno al 23F, que "chocan con los hechos".

"Una minoría del Ejército se intentó sublevar, secuestró el Congreso y el Gobierno, y esa intentona fracasó por la reacción de los poderes públicos", ha resumido Carrillo sobre lo que pasó el 23F.

Carrillo ha destacado el papel que jugaron ese día el entonces jefe del Estado, Juan Carlos I, y la Junta de Secretarios de Estado, que sustituyó al Gobierno.

Y ha recordado la "dignidad" de Suárez, Carrillo y Gutiérrez Mellado en las 19 horas de intento de golpe de Estado en el Congreso, que "siguieron en pie" ante el intento de secuestro de la democracia.

Núñez Encabo, el diputado que se disponía a votar cuando los militares liderados por Antonio Tejero entraron en el salón de plenos del Congreso, ha destacado también la "decidida intervención del rey contra los golpistas" y su papel dirigiendo la Transición tras despejar "la incógnita" de su comportamiento a la muerte de Franco nombrando presidente a Suárez.

Éste último, ha dicho Núñez Encabo, "fue el máximo aliado del rey para la transición de la dictadura a la democracia, superando momentos muy difíciles, como la legalización del PCE, que se hizo con la colaboración democrática de Santiago Carrillo".

Y ha considerado que fue "un gran acierto" nombrar al general Gutiérrez Mellado ministro de Defensa, ya que era "de total confianza para la coordinación democrática de las Fuerzas Armadas".

El Ejército, ha dicho el exdiputado, "a pesar de algunos comportamientos individuales", se comportó "constitucional y democráticamente siguiendo el mandato del rey" durante el fracasado golpe de Estado. EFE

Comentarios