sábado 27/2/21

El PP ya prevé el "fracaso" de la 'Ley Wert': la falta de consenso

Los 'populares' elaboran un argumentario en defensa de la LOMCE en el que aseguran que las 6 leyes educativas elaboradas por los socialistas fracasaron por no ser consensuadas
El PP ya prevé el "fracaso" de la 'Ley Wert': la falta de consenso

"Las 6 leyes educativas socialistas no fueron consensuadas y han sido un absoluto fracaso según el Informe PISA". Esto no lo dice ni un profesor, ni un alumno, ni un padre. Ni siquiera lo dice un político de IU o de cualquier otra formación que no haya gobernado España. Esto lo dice el mismo Partido Popular. El ideólogo de la ley de educación que más rechazo ha generado en la historia de la democracia. La mayoría absoluta parlamentaria ha hecho al PP vivir en el limbo de la soledad desde hace año y medio. Gran parte de las leyes aprobadas por el Ejecutivo 'popular' han contado con un amplio rechazo en la Cámara Baja, pero ninguno tan rotundo como el que logró la llamada 'Ley Wert': ningún partido -ni siquiera sus aliados naturales como Foro Asturias y UPN- le dieron un "sí".

Aunque lo cierto es que la oposición parlamentaria no ha sido la única barrera con la que ha contado. La comunidad educativa, el Consejo Escolar del Estado y la sociedad en general han dado un "no" rotundo a la LOMCE. Tanto es así, que desde este martes y hasta el jueves, la educación está en huelga. Para contrarrestarlo, el Partido Popular ha elaborado un argumentario en el que quiere poner en valor la ley de la discordia. Aunque encabeza la propuesta con una afirmación que cuanto menos pone en cuestión el futuro de su propia iniciativa: la falta de consenso.

Una vez dicho eso, el documento elaborado por los 'populares' vuelve a resaltar los datos con los que el Gobierno lleva afeando al PSOE desde que ganara las elecciones: Un 24% de abandono escolar, el doble de la UE. Un 57% de desempleo juvenil. Un 23,7% de ni-nis (jóvenes ni estudian ni trabajan). Y uno de cada cuatro alumnos abandonan al terminar la ESO. Estas son las cifras en las que el PP sustenta la demolición de la LOGSE; y construye los pilares de su ley: excelencia, calidad e igualdad. O eso al menos dicen desde el Partido Popular.

La nueva ley, dice el argumentario, universaliza la excelencia: "el objetivo es mejorar el rendimiento de todos: que los que tienen un rendimiento bajo lo tengan alto y los que lo tienen alto lo tengan aún mejor". Mira al mercado laboral. Recupera la calidad de la enseñanza. Invierte para que ningún alumno quede atrás: "el fracaso sale caro", dice el PP, "cada repetidor incrementa el coste en 7.000 euros". Y garantiza la igualdad de oportunidades. O lo que es lo mismo, "aumenta la dotación de becas en un 20%". De lo que se olvidan los 'populares' es de detallar el nuevo decreto de becas con el que el Gobierno pretende endurecer aún más el acceso a las ayudas para el estudio. Más dinero, pero para menos becados.

Por el momento, la aprobación en el Congreso de esta ley no ha impedido ni que la oposición en el Congreso se dé por vencida, ni mucho menos aún la sociedad. Todos los partidos de la oposición parlamentaria dejaron constancia de su intención de derogar esta ley en el mismo instante en el que el PP perdiera la mayoría absoluta. Aunque algunos no están ni siquiera dispuestos a esperar que llegue ese momento. La Plataforma Estatal por la Escuela Pública -integrada por los sindicatos CC.OO, STES, UGT y CGT, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), el Sindicato de Estudiantes, la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (Faest), los Movimientos de Renovación Pedagógica (MRPs) y Estudiantes en Movimiento- registró la semana pasada en La Moncloa el millón de firmas que han conseguido hasta ahora con la "consulta ciudadana" sobre la LOMCE.