martes 19/1/21

Polémica en Italia por la careta con la que Materazzi se mofó de Berlusconi

El ministro de Defensa de Italia, Ignazio La Russa, tildó hoy de "falta de estilo" la decisión del jugador italiano del Inter Marco Materazzi de celebrar ayer la victoria por 2-0 ante el Milán con una careta del jefe del Ejecutivo y propietario del equipo rival, Silvio Berlusconi.

La Russa, confeso seguidor del Inter de Milán, no dudó este lunes en criticar al jugador (al que considera un "amigo") por su gesto, hecho que, según informan los medios italianos, ya ha sido remitido al juez deportivo Giampaolo Tosel para que estudie posibles sanciones.

"Materazzi es un amigo, pero, según mi opinión, la suya ha sido una falta de estilo enorme. Nadie lo habría hecho con la cara de cualquier otro presidente. Hay presidentes mucho más entrometidos, mientras Berlusconi es un señor del deporte", dijo el ministro italiano en declaraciones al canal de televisión del Parlamento.

"Creo que Matrix (nombre con el que también se conoce a Materazzi) lo ha hecho porque es un bromista. Pero si hiciera una llamada para pedir excusas al presidente, sería un bonito gesto", añadió.

El término "broma" es el mismo que el futbolista utiliza en su página web para defenderse por un gesto que le ha valido algunas críticas y que ha terminado convirtiéndose en uno de los hechos más recordados del derbi.

"Una broma de derbi, nada más. Ningún intento polémico, ninguna voluntad de ofender, ninguna implicación política", asegura Materazzi.

"Justamente por esto estoy seguro de que 'Il Cavaliere' Berlusconi, en calidad de presidente del Milán y sobre todo de persona con un gran sentido de auto-ironía, porque así es como lo he conocido, habrá sonreído al verme", añade.

El futbolista del Inter, de 36 años, afirma que quiere pensar que el 'gag' le haya gustado a Berlusconi y no se haya sentido ofendido, porque no quería tomar el pelo a nadie.

"Tanto es así que fui solo hacia la curva de nuestros aficionados, evitando encontrarme con jugadores y seguidores milanistas, como se hace para festejar un derbi ganado, por cierto", comenta Materazzi.