martes 19/1/21

Piden 5 años y 9 meses de cárcel para el rapero Pablo Hasel

La Fiscalía pide penas de cinco años y nueve meses de cárcel para once manifestantes, entre ellos el rapero Pablo Hasel, acusados de atacar la sede de la Subdelegación del Gobierno en Lleida y a los mossos que la custodiaban, en una protesta por la detención del expresident Carles Puigdemont

Pablo Hasel
Pablo Hasel

En su escrito, el ministerio público acusa a los manifestantes de los delitos de atentado a la autoridad, lesiones y desórdenes públicos, por lo que pide además que sean condenados a 3.600 euros de multa y a indemnizar al Ministerio, a la consellería de Interior y a los mossos afectados por los daños y heridas causados.

Los altercados que han motivado estas acusaciones ocurrieron el 26 de marzo de 2018, en una manifestación frente a la Subdelegación del Gobierno en Lleida, en el marco de las movilizaciones que tuvieron lugar en toda Cataluña en protesta por la detención de Carles Puigdemont en Alemania.

Según mantiene la Fiscalía en su escrito de acusación, los acusados, puestos de común acuerdo, empujaron a las líneas policiales que custodiaban el edificio de la Subdelegación, "gritando e incitando al resto de manifestantes a hacer lo mismo".

Con la "evidente intención de alterar la paz pública", añade el ministerio público, "acorralaron" a los agentes mediante patadas y empujones, "ayudándose del anonimato" de la masa de concentrados, con lo que provocaron que los policías "fueran retrocediendo poco a poco".

Pese a que los agentes ya no podían retroceder más, añade la Fiscalía, los acusados, junto a una masa de gente "virulenta y envalentonada por la situación", les sustrajeron las emisoras de radio, les lanzaron objetos -como monedas, huevos o arroz- y rompieron los embellecedores de las furgonetas policiales.

Además, según el ministerio público, los manifestantes, con los rostros cubiertos con tapabocas o capuchas, rompieron la valla de acceso al aparcamiento del edificio, momento que aprovecharon para "rayar y abollar" una furgoneta policial.

Entre los acusados se encuentra el rapero Pablo Hásel, que acumula varias condenas por enaltecimiento del terrorismo y calumnias a la Corona, resistencia a la autoridad y lesiones. 

"Hasel no sólo es un miserable sino un gilipollas que irá a la cárcel"

El rapero amigo de Pablo Iglesias llama a Nadal "facha millonario"​

Comentarios