miércoles 28/10/20

Los padres del niño con obesidad entregarán al menor si los psicólogos concluyen que su ingreso "es beneficio"

Los padres del niño orensano de 9 años que padece obesidad han asegurado este jueves que dejarán que el menor ingrese "de manera inmediata" en un centro de protección si dos psicólogos independientes consideran que "es beneficioso". "Si los especialistas psicólogos concluyen que es beneficioso para nuestro hijo que ingrese en un centro de protección, sepa el fiscal que no tendremos los padres inconveniente alguno en que se produzca de manera inmediata dicho ingreso", destacó el padre, Luis Montoya, en un comunicado.

Montoya explica que defienden al menor "en pleno convencimiento" como padres de que la entrega del niño y su ingreso en un centro de protección de menores "va a ser tremendamente perjudicial para él", causándole, a su juicio, "traumas y perjuicios que pueden ser irreparables".

"Y si hemos decidido actuar en la forma en que lo venimos haciendo ha sido exclusivamente por esa causa que creemos totalmente justificada y que justifica tremendamente nuestra difícil situación", destaca. "Lo único importante para nosotros son nuestros tres hijos y ahora especialmente, nuestro hijo mayor, actuando en el convencimiento de que estamos defendiendo los intereses de este niño", agrega.

"Estamos seguros de que no nos equivocamos", sostiene Luis Montoya, por lo que quiere hacer llegar al Ministerio Fiscal que no tienen "inconveniente alguno" en que, de acuerdo con el fiscal, "el niño sea visto por dos psicólogos independientes, designados libremente por el Colegio Oficial de Psicólogos de Orense".

Así, los padres pretenden que "dictaminen si el ingreso del niño en un centro de protección de menores es adecuado o si, por el contrario, dicha medida puede representar algún tipo de trauma o perjuicio y es más seguro y conveniente que el tratamiento dietético y de modificación de la conducta alimentaria siga en el ambiente familiar y entorno comunitario del pequeño bajo las directrices del endocrino".

"No es cierto que corra peligro de vida"

También en el comunicado los padres trasladan su "sorpresa" por la "intervención personal" del fiscal jefe en este asunto. "Lo creíamos sinceramente ocupado en otras cuestiones de extraordinaria importancia en la provincia", señalan.

Añaden que están "de acuerdo" en que "todos están bajo el imperio de la ley, pero también todos igual". "Pedimos que no se caiga en la tentación de ser fuerte con los débiles y débil con los fuertes", apostillan.

Además, dicen que "no es cierto" que el niño "corra peligro de vida", como "lo acredita el informe de endocrino que lo examinó la semana pasada". "Estamos de acuerdo en que se deben proteger al menor, si bien lamentamos que haya sido precisamente el fiscal jefe el que ha revelado el nombre del niño a los medios", resaltan.

"Nosotros como padres siempre nos hemos cuidado mucho de referirnos a nuestro pequeño como niño, nuestro hijo u otras expresiones similares, pero sin dar a conocer a los medios el nombre del menor", concluyen.