lunes 12/4/21

Estrella Digital

Julen Madariaga, uno de los fundadores de ETA, fallece a los 89 años

Julen Madariaga Agirre abogado y doctor por Cambridge, fue junto a Txillardegi y Benito del Valle uno de los fundadores de ETA

Julen Madariaga

ulen Madariaga Agirre, uno de los fundadores de ETA en 1959, ha fallecido a los 88 años después de una larga enfermedad, ha informado el portal Naiz.

Madariaga Agirre (Bilbao, 11 de octubre de 1932), abogado y doctor por Cambridge, fue junto a Txillardegi y Benito del Valle uno de los fundadores de ETA; estuvo encausado en el proceso de Burgos y fue declarado en rebeldía.

Fue después miembro destacado de Herri Batasuna, si bien en los años 90 rechazó el uso de la violencia, se apartó de esa formación, fundó Aralar, y fue miembro de la organización pacifista Elkarri. 

Hijo de un militante del Partido Nacionalista Vasco, acompañó a su padre al exilio en Chile durante la Guerra Civil española. Regresó a Bilbao en 1942. Finalizada la enseñanza secundaria, estudió Derecho en el Reino Unido, doctorándose en Cambridge, tras lo cual volvió al País Vasco y se embarcó en la actividad política nacionalista.

Fue uno de los fundadores de Ekin, organización escindida de las juventudes del PNV y que constituyó el embrión de la futura Euskadi Ta Askatasuna (ETA). Esta se creó en 1959 y, tres años después, Madariaga participó en Bayona en la I Asamblea de la organización. Fue desde entonces uno de los miembros de su comité ejecutivo. Madariaga estuvo encausado en el proceso de Burgos y declarado en rebeldía.

Refugiado en el País Vasco francés, obtuvo la nacionalidad francesa en 1986. En 1989 la justicia gala le condenó a cuatro años de prisión por colaborar con ETA, con prohibición de residir en el País Vasco francés durante diez años. Madariaga salió de la cárcel en 1991 y fija su residencia en Bilbao, dedicándose a la abogacía en un despacho compartido con el abogado de Herri Batasuna Txema Montero. En 1993 y 1994 afirmó que ETA había perdido la batalla por la autodeterminación del País Vasco y se mostró partidario de que abandonara las armas.

En enero de 1995 abandonó Herri Batasuna a causa de la negativa de esta formación a pronunciarse públicamente en contra del asesinato del dirigente del Partido Popular en Guipúzcoa, Gregorio Ordóñez, a manos de ETA.

En julio de 2006 el juez Grande-Marlaska ordenó su detención en el marco de una operación contra supuestos miembros del aparato de ETA, quedando posteriormente en libertad bajo fianza, si bien se le prohibió por aquel entonces salir de París

Comentarios