lunes 26/10/20

Insulza afirma que la voluntad de Zelaya de retornar a Honduras es legítima

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, sostuvo que la voluntad del presidente hondureño, Manuel Zelaya de retornar a Honduras es legítima. "El es el presidente constitucional de Honduras; fue su salida forzada del poder la que generó la crisis, no su eventual retorno al país", añadió Insulza en declaraciones que difunde este domingo el diario La Nación. Por su parte, el depuesto presidente hondureño acampa en el municipio nicaragüense de Ocotal, a 25 kilómetros de la frontera con Honduras, en espera de su familia y de sus seguidores para intentar retornar a su país para retomar el poder. Zelaya "está todavía en el departamento de Nueva Segovia, pero no sé donde", declaró, por su lado, Allan Fajardo, ministro asesor de Zelaya. La fuente confirmó, sin embargo, que el derrocado mandatario está a la espera de los suyos para intentar retornar a Honduras para retomar el poder tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado.

Insulza aclaró que dada la complejidad de la crisis su opinión personal es que sería preferible que antes de cualquier decisión en ese sentido (Zelaya) esperara a una conclusión de los esfuerzos diplomáticos en curso.

"Nosotros queremos una solución pacífica", recalcó el ex ministro chileno de Relaciones Exteriores.

Al referirse a la propuesta del presidente de Oscar Arias y que finalmente fue rechazada por el gobierno de facto de Honduras, dijo que el rechazo a esa iniciativa sólo demuestra la intransigencia del régimen encabezado por Roberto Micheletti.

Micheletti rechazó el pasado lunes el plan presentado por Arias para solucionar el conflicto, que preveía el adelantamiento de las elecciones a octubre y la formación de un Gobierno de unidad nacional hasta 2010, una propuesta que sí fue aceptada por Manuel Zelaya, expulsado del poder por los militares el pasado 28 de junio.

"Nadie puede suponerse fortalecido desde la ilegalidad y la comunidad internacional ha sido y es clara al respecto y ha ejercido y ejerce toda la presión necesaria para que el orden constitucional sea restaurado en Honduras", reiteró Insulza.

Insulza, al igual que el presidente Arias, señaló la posibilidad de que la crisis hondureña derive en actos de violencia mayor y explicó que desde el momento en que hay gente de uno y otro sector en la calle todo puede suceder.

"Existe una tensión muy clara, que podría derivar en una situación de violencia, pero nadie quiere que ello ocurra. Por eso estamos decididos a colaborar con Honduras en la recuperación de su democracia", apostilló.

Acampada de Zelaya

Zelaya pernoctará en Ocotal, cabecera departamental de Nueva Segovia, fronterizo con Honduras y a 225 kilómetros al norte de Managua, acompañado del canciller venezolano, Nicolás Maduro, y sus colaboradores.

En el puesto de Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, esperan este domingo a la primera dama, Xiomara Castro, y a la madre del depuesto gobernante, Hortensia Rosales, dijo Fajardo.

También a Hortensia Zelaya, hija del depuesto gobernante, y otros seguidores que se encuentran en el departamento oriental hondureño de El Paraíso, limítrofe con Nicaragua, donde permanecen retenidos por militares y policías, agregó.

Zelaya denunció en el puesto Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, que los militares de su país mantienen retenida a su esposa Xiomara Castro y a su familia.

El derrocado gobernante llegó este sábado, por segunda vez, al sitio fronterizo de Las Manos, en territorio nicaragüense, donde dijo que pernoctará con sus seguidores y seguirá exigiendo su restitución en la Presidencia de Honduras.

El derrocado gobernante confirmó que instalarán campamentos en Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, a la espera de su familia y sus compatriotas, antes de retornar a Honduras.

"Hoy vamos a poner aquí campamentos, con agua (y) comida. Y aquí vamos a estar hoy en la tarde, hoy en la noche, mañana en la mañana, esperando a los amigos y compatriotas que vienen (de Honduras) y yo esperando a mi familia", precisó Zelaya, a su llegada a ese sitio fronterizo.

Sin embargo el derrocado gobernante regresó este sábado al municipio de Ocotal, en donde pernoctó el viernes, mientras que algunos de sus seguidores se quedaron en campamentos en Las Manos.