miércoles 20/1/21

El Gobierno insiste en que el IPC cerrará 2009 en positivo pese a que en septiembre volvió a caer

Otra caída de precios, y ya van siete meses en negativo. Ni el final del efecto base del petróleo ni el cierre de la temporada de rebajas han logrado revitalizar los precios en septiembre. El IPC volvió a caer el pasado mes y se sitúa ya en el 1%, tras acumular ya siete meses en decrecimiento, lo que el FMI interpreta como deflación. Sin embargo, el Gobierno sigue insistiendo en que la economía no se encuentra en una situación de deflación, y hoy mismo el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha reiterado su predicción por que el 2009 concluirá con en "tasas positivas, leves pero positivas". La misma sensación tiene la vicepresidenta Elena Salgado, quien vaticina tasas "positivas muy moderadas" en diciembre. Desde el PP alertan de que este nuevo dato del IPC refleja "el mal momento económico", mientras que desde UGT se pide que el Estado aumente el gasto público para sustituir a los ciudadanos como consumidores, y CCOO reclama una mejora del acceso a los créditos al consumo.

Aunque parecía que el IPC había tocado fondo en julio tras el leve repunte registrado en agosto, los precios siguen acumlando caídas. En el último año, el transporte sigue liderandos las caídas de precios, con un descenso acumulado del 6,8%. Y aunque el efecto base del petróleo parece que ya ha tocado a su fin, en esta ocasión el Plan 2000E y los importantes descuentos en la compra de automóvil son los culpables del descenso de esta rúbrica.

También siguen cayendo los precios de los alimentos y las bebidas no alcóholicas, con un descenso interanual del 2,5%. Y aunque el vestido y el calzado también registran una caída superior al 2%, el final de las rebajas ha provocado un aumento del 3,6% en los precios durante el último mes y respecto a agosto, pese a lo cual desde enero los precios han caído un 12,3%.

Por el contrario, las bebidas alcohólicas y el tabaco siguen liderando los mayores incrementos, con un repunte del 13%. Y aquí ha influido de forma importante la subida de los impuestos especiales aprobado en julio, que ha tenido además un efecto global de tres décimas sobre el IPC de agosto.

Pero al margen de estas caídas, lo más preoupante para el Estado es la nueva caída de la inflación subyacente, que se encuentra ya en el 0,1%, y que hasta ahora no había dado excesivas señales de debilidad. Este índice, que excluye los productos con precios más volátiles como los alimentos frescos y la gasolina, no entrará sin embargo en tasas negativas, según Campa.

La mitad, en negativo

La caída de los precios es una realidad en 26 de los 57 grupos establecidos por el INE en la cesta de la compra. Casi la mitad de estas rúbricas ha registrado caídas de precios en el último año. Los alimentos lideran una vez más las caídas, destacando el abaratamiento del 13,6% en patatas y sus preparados y del 16,1% en los aceites.

En cuanto a los productos más inflacionistas, y al margen del tabaco, la educación universitaria se ha incrementado más de un 6% en el último año, prácticamente lo mismo que el transporte público urbano.

De cara al futuro, Campa insiste en que la caída de los precios dependerá sobre todo de la variación de los precios de la energía, el culpable también del diferencial de precios existente con la media de la UE. En cualquier caso, Campa ha vuelto a insistir en que el Gobierno "excluye el escenario de deflación por completo". De hecho, siguien confiando en cerrar el 2009 con tasas "positivas, leves pero positivas". Y de cara al 2010, recuerda que el objetivo está marcado ya por el Pacto de Estabilidad de la UE "nuestra referencia debería ser por debajo del 2%".

La misma opinión tiene la vicepresidenta Elena Salgado quien cree que este "crecimiento positivo" será "muy moderado". Además, salgado también volvió a culpar "fundamentalmente" a los precios del petróleo de esta caída en la economía.