domingo 24/1/21

El Gobierno admite dificultades para gestionar la crisis migratoria de Canarias

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha admitido en el Pleno del Senado las "dificultades" para gestionar la crisis migratoria en Canarias porque el Ejecutivo tiene que hacerlo asegurando la protección de los derechos humanos de los inmigrantes pero también la seguridad de nuestras fronteras

Calvo ha respondido así a una pregunta del senador de Coalición Canaria Fernando Clavijo sobre si tenía previsto "pedir disculpas por la absoluta descoordinación en materia migratoria en el último año, por el tratamiento indigno en el campamento de la vergüenza en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria) y por las continuas mentiras y faltas de respeto de los ministros" en sus visitas a Canarias.

La vicepresidenta ha reconocido las "dificultades" en las islas Canarias para "disponer al mismo tiempo de espacio, calidad de los mismos, licencias, intervenciones en las que han tenido que trabajar el Ministerio de Defensa y recursos extras de la administración general del Estado".

Y también, ha añadido, "coordinar a las administraciones" e "implicar las políticas europeas", porque, ha destacado, "Canarias es frontera sur de Europa"

"Usted sabe que eso no es fácil, haciéndolo con dos criterios, protección de los derechos humanos y seguridad de nuestras fronteras", ha aseverado la vicepresidenta.

Calvo ha destacado que el Gobierno trabaja para tener la mejor logística preparada para atender a los inmigrantes, pero también para mandar un "mensaje nítido" a las mafias: "Canarias no es ninguna ruta para entrar ilegalmente en Europa".

Por su parte, el senador canario ha arremetido contra el Gobierno porque "está convirtiendo a las islas en una cárcel" y "lo único que han hecho es trasladar a los inmigrantes con discreción, oscurantismo y opacidad del muelle a otra parte de la isla".

Clavijo ha recordado que la crisis de los cayucos de 2006 (con el PSOE en el Gobierno) "se solucionó con la solidaridad de otras comunidades autónomas", como el País Vasco y la Comunidad Valenciana, que "ya se han ofrecido a colaborar" en la actual crisis.

Y ha lanzando la siguiente advertencia: "Si ocurre algo, serán ustedes los únicos responsables" por su "abandono y prepotencia".

La crisis migratoria ha protagonizado también parte de la intervención del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en su respuesta a la pregunta de la senadora del PP Sofía Acedo, sobre las medidas puestas en marcha para la consecución de la meta 10.7 en el marco del Objetivo de Desarrollo Sostenible 10.

Como Calvo, Iglesias ha admitido que "hay una situación muy difícil en Canarias", si bien ha dicho que en materia de política migratoria el PP "tiene pocas lecciones que dar" y ha citado las devoluciones en caliente, que recientemente avaló el Constitucional pero con las que él no está de acuerdo.

Precisamente, la senadora le ha recriminado que haya criticado todos estos años los instrumentos que la política española y europea dispone para el control de las fronteras y que pidiera entonces los cierres de los CIES y CETIS cuando ahora los tiene "saturados" y "en condiciones de insalubridad".

Iglesias le ha pedido "un poco de empatía". "Si usted y yo nos viéramos en la situación que se viven las personas que se suben a una patera para buscar un futuro mejor para sus hijos, haríamos exactamente lo mismo". 

Comentarios