miércoles 20/1/21

La Fiscalía de Barcelona archiva la denuncia por la gestión del transporte público en estado de alarma

La Fiscalía de Barcelona ha archivado la investigación que abrió por la gestión del transporte público durante la pandemia a raíz de una denuncia presentada por el colectivo Xnet por la falta de distancia de seguridad entre los usuarios en los vagones de trenes de Rodalies

En un escrito, al que ha tenido acceso Efe, el ministerio fiscal ha acordado el archivo de las diligencias al estimar que el transporte público es seguro si se usa mascarilla y considerar que "ningún acto al que se refiere la denuncia presenta caracteres delictivos" sino que se limita a "genéricas referencias de un hecho que por sí solo no integra infracción penal alguna".

La denuncia de Xnet se dirigía contra el director general de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, el responsable de seguridad de Rodalies de Catalunya y los jefes de seguridad de Renfe y de Adif por presuntos delitos dolosos de lesiones o, subsidiariamente, imprudentes de lesiones, incluido el de homicidio imprudente.

La plataforma ponía de relieve el "servicio deficiente" de ferrocarriles y aseguraba que existen "serias sospechas" de que "gran parte" de los usuarios de la red han sido infectados de Covid-19 a pesar de adoptar todas las precauciones que estaban "en sus manos".

Sin embargo, la fiscal considera que las entidades adscritas al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han implementado "medidas de protección y seguridad" tanto hacia los usuarios, como entre los propios trabajadores, en los espacios y medios de transporte público aunque éste, admite, "pueda ser uno de los espacios más vulnerables al contagio".

En su decisión, el ministerio público tiene también en cuenta un estudio elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que considera "seguro el transporte público para el transporte de pasajeros en cuanto a transmisión aérea por SARS-Cov-2 si se respeta la obligatoriedad del uso de mascarilla".

Señala, además, que se ha publicado una guía para la reducción del contagio por el coronavirus en el transporte público "con claras especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo" y "pautas para desarrollar un plan de contingencia para reducir riesgos de contagio".

La fiscal también subraya que no existe consenso en la comunidad científica sobre el papel de los aerosoles en la transmisión del SARS-Cov-2 y que incluso existen estudios que "sugieren" que no es una "ruta muy eficiente" para el contagio de la pandemia.

Tras conocerse esta decisión, Renfe ha reiterado que el transporte público no es un "foco de contagio de la Covid-19" y ha destacado la obtención del certificado AENOR frente a la pandemia para el transporte de viajeros, una vez implementados los protocolos en sus servicios de Rodalies de Catalunya.

Asimismo, en un comunicado, ha recordado el conjunto de medidas sanitarias adoptadas, como la adaptación la oferta durante el estado de alarma y que, pese al descenso de la demanda a casi la mitad, Rodalies, limpieza o desinfección de los trenes y los elementos de mayor riesgo de transmisión, así como señalizaciones en accesos y vestíbulos para distribuir el movimiento de viajeros, entre otros.

Por su parte, la portavoz de Xnet, Simona Levi, ha denunciado en declaraciones a Efe la decisión de Fiscalía, "una forma -ha dicho- del Estado de cerrar filas y de no cambiar las situaciones que vive la sociedad civil".

Ha tachado también de "preocupante" que el ministerio público invalide el argumento de los aerosoles porque "no sólo ha sido demostrado, sino también asumido por la Organización Mundial de la Salud" y ha anunciado que estudiarán presentar una querella.

"Lo único que nos queda, y estamos estudiando, es que las investigaciones se asuman en los hombros la sociedad civil, cuando deberían ser en el de las instituciones", ha dicho antes de precisar que no piden una "condena", sino una pesquisa. 

Comentarios