jueves 29/10/20

El ecuatoriano que salvó a una mujer en Barcelona niega tener antecedentes por maltrato

Wilson Ribera, el ciudadano ecuatoriano que salvó a una mujer de morir apuñalada por su ex pareja el martes pasado en una calle de Barcelona, ha manifestado a EFE que todo lo que se ha dicho de él en las últimas horas "es mentira" y que jamás ha sido condenado, ni por maltrato a una mujer ni por robo.

Ribera ha explicado que su ex pareja le denunció en su día y que salió impune del juicio sobre maltrato porque "era falso" y, respecto a la acusación de haber sido detenido por robo, se ha mostrado sorprendido porque "todo esto se lo han inventado". "Cómo es posible -ha dicho- que la gente sea así. Dentro de poco van a tratarme de terrorista, cuando lo único que hice fue ayudar a una persona que en aquel momento tenía un serio problema".

El acto heroico de Wilson Ribera ha derivado en tan sólo tres días del anuncio por parte del departamento de Interior de que se le proponía para que se le concediera una medalla, a las informaciones que señalan que tiene antecedentes policiales por maltratar a una mujer. Interior anunció ayer que la comisión de los Mossos d'Esquadra encargada de conceder las condecoraciones está estudiando la idoneidad de los candidatos propuestos en este caso.

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha asegurado a EFE que la policía catalana no ha informado en ningún momento de los antecedentes de Wilson Ribera, ya que no se trata de un detenido.

"Dar esa información -ha asegurado- sería vulnerar el derecho a la intimidad y la política de los mossos es no dar nunca información de este tipo de sucesos (violencia machista); ni de las víctimas ni de los testigos".

Ribera, que se ha puesto en contacto con el cónsul de Ecuador en España para aclarar toda esta situación, ha señalado que desde el martes su "vida es un infierno", ya que tiene a una veintena de periodistas en la puerta de su casa, no puede ir a trabajar ni tan sólo llevar a su hija al colegio.

Un maltratador

El ecuatoriano ha señalado que él no quiere medallas, no quiere dinero, ni reconocimiento alguno, tan sólo quiere vivir su vida normal y dejar claro que él en su día tuvo un juicio sobre una acusación por maltrato por parte de su ex pareja y fue absuelto por falta de pruebas. "Nunca tuve nada que ver en estos asuntos".

Wilson Ribera ha dicho que los periodistas deberían informarse mejor, ponerse en contacto con la policía antes de escribir y "verán que no existe antecedente alguno" , ya que está seriamente preocupado por sus padres, ya mayores, y que residen en Ecuador por las noticias que pueden llegar a su país de origen.