jueves 22/10/20
POR ACUSARLA DE TAPAR A PUJOL

La oficina catalana antifraude se querellará contra Manos Limpias

El sindicato ha pedido a empresarios "extorsionados" durante el mandato de Pujol que denuncien haber tenido que pagar comisiones irregulares

Jordi Pujol y Marta Ferrusola. | EP
Jordi Pujol y Marta Ferrusola. | EP

El director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, ha asegurado este martes que el organismo presentará en septiembre la querella contra el Manos Limpias, después de que este sindicato les haya acusado de no investigar denuncias sobre Jordi Pujol cuando estaba al frente de la Generalitat de Cataluña.

En declaraciones a Cuatro, ha añadido que incluso ya tienen abogado trabajando en la querella, citando el nombre de José María Fuster-Fabra, cuyo bufete ha defendido a víctimas del terrorismo, policías, guardias civiles y Mossos d'Esquadra. "No tenemos nada que ocultar", ha aseverado, insistiendo en desde la oficina antifraude han investigado "todas las denuncias" que han recibido.

En sentido, ha subrayado en relación a la familia Pujol "sólo han recibido una denuncia" de la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, que "ponía en conocimiento datos inconexos excepto los datos de incremento de capital de dos sociedades" relacionadas con miembros de dicha familia.

Esos datos de aumento de capital, ha explicado, fueron "investigados, desgranados" y, posteriormente, la oficina se pudo en contacto con el juez Pablo Ruz para "diseñar la estrategia procesal a seguir". Tras esto, ha subrayado que acordaron dirigirse a la Fiscalía Anticorrupción y entregar toda la documentación relacionada con las supuestas comisiones millonarias que el primogénito del ex presidente Jordi Pujol habría cobrado por asesorar e intermediar en obras públicas dependientes del Ejecutivo catalán.

"Nada relevante" en la documentación de la exnovia 

Según De Alfonso, Álvarez acudió a la Oficina Antifraude "en tres ocasiones" los días 4, 6 y 12 de marzo de 2013 y depositó un ordenador personal y un teléfono móvil: "No se halló nada relevante", ha manifestado, para a continuación añadir que en el móvil se encontró una conversación con "un miembro próximo al Gobierno" que no ha querido desvelar.

En cualquier caso, ha negado la oficina catalana haya ocultado pruebas al mismo tiempo que ha defendido que trabajan "con absoluta discreción, sigilo, silencio y buen hacer". Asimismo, ha hecho hincapié en la imposibilidad de que puedan darse filtraciones ya que son "incompatibles" con los acuerdos de privacidad que firman los trabajadores.

Así pues, de Alfonso ha rechazado que se haya utilizado la oficina catalana antifraude "para fines espurios" ya que se ha investigado "todo" lo que se tenía que investigar. Sobre los que acusan a este organismo de tapar a Pujol, cree que "han venido a hacer su historia": "No sé lo que pretenden", ha zanjado.

"Connivencia" en la Oficina Catalana 

Tras las declaraciones del director de la OAC, la propia Álvarez ha asegurado que además de su portátil y teléfono móvil, le dio "muchísimas cosas más" entre otras cosas, "documentación" que refleja "la repartición de bienes entre Jordi Pujol y su mujer".

Asimismo, ha dicho no tener "afán de protagonismo" con sus acusaciones sobre la familia Pujol al mismo tiempo que ha denunciado la "connivencia" política de la Oficina Antifraude catalana: "Este señor --ha dicho en referencia a Daniel de Alfonso-- fue nombrado por Artur Mas a raíz del sistema del 3% catalán", ha zanjado, remachando: "No se puede estar 30 años robando de esta manera y que nadie se entere".

Manos Limpias pide que denuncien

Por otro lado, Manos Limpias ha hecho un llamamiento a empresarios y constructoras presuntamente "extorsionados" durante los 23 años de mandato de Jordi Pujol al frente de la Generalitat para que denuncien haber tenido que pagar comisiones irregulares.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que, como acusación popular en "el fraude del matrimonio Pujol-Ferrusola" que investiga el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, pedirá para los que denuncien la condición de testigo protegido.

Según ha asegurado el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ya tienen a cuatro empresarios dispuestos a testificar que tuvieron que pagar "el impuesto revolucionario" del 3% a los gobiernos de Pujol.

"Hay cuatro empresarios dispuestos a dar la cara, pero nos dicen que otros también denunciarían si su identidad se preservara", ha asegurado Bernad.

Por ello, Manos Limpias anima a que testifiquen estos empresarios que supuestamente pagaron estas comisiones para lograr adjudicaciones de obras y servicios públicos, garantizándoles que podrán acogerse a la figura de testigo protegido.

Comentarios