domingo 29/11/20

Anticorrupción investiga a Teodoro Obiang por blanqueo de dinero en España

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido que se investiguen las cuentas y las inversiones inmobiliarias en España del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, así como de sus familiares y varios de sus ministros, según informa hoy El País. Obiang será investigado por un presunto delito de blanqueo de capitales ya que supuestamente pasó 26,5 millones de dólares (19 millones de euros) desde EEUU a una cuenta de un banco español en Las Palmas. Esta no es la única relación que tiene el presidente guineano con España. El pasado mes de diciembre se conocía que Francisco Hernando, conocido como 'El Pocero', firmó la creación de una empresa mixta al 50% con el presidente Obiang para construir 38.000 viviendas en el territorio guineano y desarrollar un plan de infraestructuras, obra pública y polígonos industriales.

El fiscal Del Río Montes de Oca presentó considera competentes a los juzgados de Las Palmas para investigar los hechos y pide a Ana Isabel de Vega, titular del Juzgado de Instrucción número 5, que reclame al banco Santander los movimientos y de una cuenta abierta en esa ciudad a nombre de la compañía de Oanamá Kalunga Company, SA. El delegado de la Fiscalía Anticorrupción en Las Palmas ha pedido informes de la cuenta al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) del Banco de España.

El Subcomité de Investigaciones del Senado de EEUU determinó que el presidente de Guinea era dueño de la denominada Cuenta de Petróleo de Guinea Ecuatorial en el banco norteamericano Riggs. Desde allí envió a la cuenta abierta en España 16 transferencias durante el 7 de junio de 2000 y el 11 de diciembre de 2003 por valor de 26.483.982 dólares (19.068.314 euros).

Durante estos tres años, la cuenta de Guinea Ecuatorial en el Riggs sumaba 700 millones. El banco incumplió las normas antiblanqueo y dio cobertura a Obiang y a sus hijos para crear "empresas fantasmas" y abrir cuentas a su nombre, concluyó el Senado, según informa El País.

La cuenta del presidente a nombre de la compañía Kalunga es un misterio. El banco español no dio información al Senado estadounidense porque la legislación se lo impide, pero sí que alertó al servicio antiblanqueo del Banco de España de los movimientos sospechosos de la cuenta. Ni Obiang ni sus familiares aparecen como titulares o como autorizados en la cuenta de Las Palmas, sólo aparecen autorizados para sacar dinero una pareja de ciudadanos rusos, supuestos testaferros o fiduciarios de los verdaderos dueños de la cuenta.

Los querellantes dicen que Obiang desvió ilícitamente parte de los fondos públicos que obtienen del petróleo para lavarlos en España y vinculan 16 transferencias desde el banco Riggs con la compra en España de seis viviendas y tres plazas de garaje a nombre de Obiang y de varios de sus ministros en Madrid, Alcalá de Henares, Gijón y Las Palmas.

Aún no se conoce qué ocurrió con los 26,5 millones de dólares que se transfirieron a España. Hace seis años, en febrero de 2003, directivos del Riggs preguntaron a Obiang y a otras autoridades guineanas sobre las enigmáticas transferencias a compañías como Kalunga Company, SA y ninguno dio detalles. Meses después la entidad norteamericana cerró las cuentas en Washington.

El Pocero conquista Guinea

El pasado mes de diciembre se conocía que Francisco Hernando firmó la creación de una empresa mixta al 50% con el presidente Obiang. El proyecto, engloba 38.000 viviendas y tiene una inversión inicial de 1.000 millones de euros. También se encarga de un plan de infraestructuras, obra pública y polígonos industriales.

La misión de Hernando es encargarse de toda la infraestructura que necesite Guinea para el desarrollo económico del país, que va desde grandes urbanizaciones hasta obra pública y polígonos industriales.

Uno de estos proyectos es el desarrollo urbanístico de la ciudad de Bata y la capital, Malabo, donde construirá, en cada una de ellas, 250 viviendas sociales en una primera fase. La segunda fase se completará con el resto de viviendas hasta un total de 38.000 pisos de precio libre.

La inversión inicial para este desarrollo se cifra en 1.000 millones de euros: la aportación dineraria la pondrá el Estado de Guinea y el Pocero pondrá la mano de obra y los materiales.

Francisco Hernando trabaja con un total de 6.000 trabajadores españoles.