martes 9/3/21
MADRID

El alcalde de Leganés contrató hasta en dos ocasiones al abogado Boye, látigo del PP

Jesús Gómez (PP) no sólo se sirvió del penalista en el ‘caso Facturas’. El PP municipal también contó con el letrado, condenado por colaborar con ETA, para que le representara en el ‘caso Cuadrifolio’. El regidor lo apartó de la causa unos días antes de que comenzara el juicio

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez Ruiz (PP). | EP
El alcalde de Leganés, Jesús Gómez Ruiz (PP). | EP

Los argumentos del alcalde de Leganés se desmoronan. Tras levantar escamas en Génova por contratar al abogado conocido como el látigo del PP en los casos Gürtel y Bárcenas, Jesús Gómez aseguró que su relación con Gonzalo Boye llegó a través de un concurso público del Ayuntamiento. Estrelladigital.es ha tenido acceso a los documentos que demuestran que el propio PP municipal también se sirvió de los servicios de Boye mucho antes para defender sus intereses en el ‘caso Cuadrifolio’.

El consistorio del municipio madrileño justificó el pasado mes de julio que contrató al penalista para que le representara en el ‘caso Facturas’ porque su oferta era la más económica. El Ayuntamiento intentó así salir del paso de una polémica que removió los cimientos de Génova. Boye fue condenado a 14 años de prisión en 1994 por colaborar con ETA en los secuestros de Emiliano Revilla y Manuel Prado y Colón de Carvajal.

Jesús Gómez, a través del PP municipal, también se sirvió de los servicios de este penalista en el caso ‘Cuadrifolio’. En la operación está imputado el antiguo regidor socialista de Leganés, José Luis Pérez Ráez, por un delito de prevaricación. Gómez no sólo no hizo referencia de esta colaboración cuando fue preguntado en el pleno municipal por su relación con Boye, sino que además, 14 días antes del juicio contra el regidor socialista, se desprendió del letrado.

El alcalde de Leganés remitió un escrito al Juzgado de lo Penal nº 5 de Getafe en el que comunicaba el cambio de abogados. Jesús Gómez designaba en el documento con fecha 23 de abril a Eduardo García Peña y Francisco Andújar como sus representantes. Un día después, Francisco José Andújar solicitaba la venia profesional a Gonzalo Boye a través de un fax. “Por medio del presenta fax y como acredito con la designación que acompaño al presente escrito te comunico el deseo del Grupo Municipal Popular de Leganés […] de que sea su letrado en dicha causa”, asegura el documento al que ha tenido acceso este medio.

El escrito demuestra que en este caso no fue el consistorio el que contrató a Boye por medio de una oferta pública, sino el propio PP local. Un hecho que sorprende a los militantes municipales de Laganés que no entienden cómo su partido, abanderado de la lucha contra ETA, paga a un abogado que colaboró con la banda.

El Juzgado de lo Penal nº 5 de Getafe daba por confirmado el cambio de letrado a fecha 30 de abril, una semana antes del juicio que comenzó el 7 de mayo. El látigo de Génova quedaba totalmente fuera del procedimiento y Jesús Gómez, con un peso menos para pronunciarse respecto al caso. El día previo al encuentro judicial el alcalde de Leganés aseguraba a la prensa que además de un delito de prevaricación en el ‘caso Cuadrifolio’ podría haber un presunto delito de malversación de fondos.

Comentarios