sábado 14.12.2019

Venezuela elige entre la continuidad de Chávez o el cambio radical de Capriles

Casi 19 millones de ciudadanos están llamados a las urnas en unos comicios presidenciales rodeados de expectación que deciden el futuro político de los próximos seis años

Venezuela se debate entre la continuidad de Chávez o el cambio de Capriles
Venezuela elige entre la continuidad de Chávez o el cambio radical de Capriles
Venezuela elige entre la continuidad de Chávez o el cambio radical de Capriles

Venezuela se jugará este domingo en las urnas, el futuro político de los próximos seis años. Los venezolanos tendrán que elegir entre un nuevo mandato de Hugo Chávez como presidente, que alcanzaría dos décadas en el poder, o por el contrario, Henrique Capriles Radonski, que alimentaría un cambio radical en la política venezolana.

Chávez ganó las presidenciales de diciembre de 1998 con el 56,5 por ciento y asumió el poder el 2 de febrero del año siguiente. Entre sus promesas de campaña destacaba cambiar la Constitución, vigente desde 1961, y ya como presidente promovió lo que se conoció como 'Constitución Bolivariana'. Bajo la nueva Carta Magna, Venezuela volvió a acudir a las urnas en 2000 para refrendar a todos los cargos y fue a partir de entonces cuando comenzó el segundo mandato de Chávez, ya de seis años y que se prolongó hasta 2007.

Por tanto, el presidente aspira este 7 de octubre a sellar su avance, ya sin impedimentos, hacia las dos décadas en el poder. Lo hace como candidato de la coalición Gran Polo Patriótico, dentro de la cual está integrado el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Capriles defiende el cambio en la política venezolana

El 'chavismo' tiene enfrente principalmente a Capriles, elegido por la oposición en unas históricas primarias celebradas en febrero. Más de una veintena de partidos opositores se unieron bajo la etiqueta de Mesa para la Unidad Democrática (MUD) para evitar repetir los resultados de 2006, cuando el entonces gobernador de Zulia, Manuel Rosales, se quedó en el 32,9 por ciento. Chávez logró en esa votación el 62,48 por ciento y superó su propio récord.

Capriles se presenta como opción de cambio y tiene ante sí un escenario incierto. Los sondeos oscilan en función del medio que los publique y, si bien es cierto que Chávez aparece como la opción preferida por la mayoría en las sucesivas encuestas, algunos estudios hablan de empate e incluso de algún punto en favor del opositor.

El 'chavismo' ha tratado de convertir a Capriles en el candidato de la burguesía, alentando el miedo a la derecha y a la clase empresarial frente a un presidente que precisamente tiene en las clases más desfavorecidas un importante caladero de votos. El Gobierno no quiere que se repitan 'sustos' como el de las elecciones parlamentarias de 2010, cuando la oposición logró acabar con el monopolio legislativo del PSUV en la Asamblea Nacional.

El Gobierno se esfuerza en recordar que, desde 1998, la pobreza se ha reducido en Venezuela un 44 por ciento, al tiempo que saca pecho también con las cifras de paro del 8,3 por ciento a finales de 2011 y el aumento en gasto social. El PIB creció en 2011 un 4,2 por ciento interanual, en un contexto económico salvado en gran medida por la potente industria petrolera.

Para el ciudadano de a pie, sin embargo, el 'chavismo' ha seguido sin resolver el principal problema nacional: la inseguridad, que deja datos reveladores como los 59 asesinatos de media por cada día en el país.

Dos estilos de campaña

Hugo Chávez encaraba esta campaña respondiendo a las dudas sobre su salud y a quienes le cuestionaban por no estar preparado físicamente para otros seis años en el poder.

En junio de 2011, médicos cubanos le diagnosticaron un cáncer del que se declaró "libre" hasta en dos ocasiones, la última en julio de este año tras la detección de una "lesión" pélvica de la que apenas se informó públicamente.

Chávez siempre ha dicho que el cáncer no ha mermado su capacidad para gobernar y, ya en plena campaña, ha retomado su tradicional discurso sin apenas novedades. El odio al capitalismo y la defensa de su 'revolución bolivariana', así como las críticas a Estados Unidos y sus aliados en política internacional, han marcado su campaña.

Capriles, por su parte, comenzó una campaña puerta por puerta que ha redirigido hacia actos más multitudinarios, el más numeroso en Caracas el pasado domingo, donde ha concurrido con mítines y actos con los que ha atraído a miles de personas. Asimismo, ha terminado renunciando al debate televisado con Chávez que reclamó fervientemente al inicio del proceso.

El candidato de la MUD, ha tenido su mayor problema de imagen en el vídeo de Caldera, que fue cesado de forma fulminante como miembro de su equipo, en un intento por atajar un escándalo ampliamente aireado por el 'chavismo' en sus discursos públicos de las últimas semanas.

Las elecciones, en cifras

Para los comicios de este domingo, están llamados a votar alrededor de 18,9 millones de venezolanos, de los cuales algo más de 100.000 se han registrado en el extranjero.

En España, se han inscrito alrededor de 20.300 personas que podrán depositar su papeleta en 46 mesas de votación distribuidas en Madrid, Barcelona, Santa Cruz de Tenerife, Bilbao y Vigo, según ha informado la Embajada venezolana.

En total, 18.903.143 venezolanos se han registrado para votar en estas elecciones, de los que 100.495 están registrados para votar en el exterior (0,53% del registro total). De estos últimos, 20.306 se han registrado en España, lo que representa un 0,10 por ciento del total.

En concreto, 7.562 ciudadanos están inscritos para votar en Madrid, para lo que contarán con 17 mesas; 5.869 en Barcelona (trece mesas); 3.900 en Tenerife (nueve mesas); 1.960 en Vigo (cuatro mesas) y 1.015 en Bilbao (tres mesas).

Según ha precisado la Embajada, los centros estarán ubicados en la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), en Madrid; el Centro Cívico La Sagrada Familia, en Barcelona; el Consulado General de Venezuela, en Bilbao; el Auditorio Nacional de Tenerife Adán Martín, en Canarias; y la sede del Consulado General de Venezuela en Vigo.

Las autoridades presentan las cifras de registro como un éxito, puesto que se han apuntado el 96,5 por ciento de los ciudadanos con derecho a sufragio. La cifra de no inscritos ha caído desde el 20 por ciento en 1998 al 3,5 por ciento actual.

El Gobierno venezolano ha presentado estas elecciones como un ejemplo de organización y transparencia y, con este fin, ha aprobado la participación de hasta 687 observadores nacionales. El Consejo Nacional Electoral también contará con unos 200 acompañantes internacionales, once de ellos españoles.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, ha dado por "blindado" todo el proceso, para que los resultados sean "exactamente la voluntad del pueblo venezolano".

Desde la llegada de Chávez al poder, Venezuela ha celebrado 15 votaciones a nivel nacional. El mandatario aspira a que sean muchas más e incluso amenazó este año con aplazar su retirada, inicialmente anunciada para 2021, hasta el año 2041, según él porque no existe alternativa a una figura que ha traspasado fronteras.

Chávez ha alertado de que la oposición está preparando actos violentos en caso de perder en las urnas, mientras que sus detractores han expresado su temor a que el presidente pueda no reconocer los resultados de las elecciones si le son desfavorables.

El CNE invita a 11 españoles a presenciar las elecciones

Una delegación de once españoles, entre políticos e intelectuales, presenciarán mañana las elecciones presidenciales en calidad de invitados de la Comisión Electoral Nacional, según han informado fuentes diplomáticas.

Entre ellos figuran diputados y eurodiputados del PSOE, del PP, y del BNG. Se trata de los diputados 'populares' Guillermo Mariscal y Daniel Serrano; el portavoz socialista para temas iberoamericanos en el Congreso Francisco González Cabañas y los eurodiputados Ana Miranda (BNG); Vicente Miguel Garcés y Juan Andrés Perelló (PSOE).

La legislación venezolana reserva a organizaciones nacionales la misión de observación electoral y contempla la figura del "acompañante internacional" para extranjeros a los que se invita a presenciar de manera imparcial e independiente la transparencia de los comicios.