viernes 15.11.2019

Teresa Ribera: nuestros océanos, en peligro, mucho más rápido de lo previsto

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en declaraciones, ha alertado de que nuestros océanos "están en peligro" a un ritmo "mucho más deprisa de la que nos imaginábamos", de acuerdo a los resultados del último informe de cambio climático de la ONU publicado este miércoles

Teresa Ribera: nuestros océanos, en peligro, mucho más rápido de lo previsto

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de la ONU sobre océanos y criosfera advierte de que los cambios acelerados en estos ecosistemas son uno de "los síntomas mas visibles y dramáticos" de la crisis climática con cambios que continuarán incluso si el clima del planeta llegara a estabilizarse.

El análisis del panel, presentado en Mónaco, también se hace eco de que el calentamiento climático ha subido la temperatura de los océanos y esto ha propiciado que sean "más calientes, más ácidos y menos productivos", y que fenómenos extremos -como El Niño- se vuelvan más frecuentes y severos.

Para Ribera, el documento es "una llamada de atención más desde que se puso de manifiesto para el gran público la relación tan estrecha entre océano y sistemas climáticos".

La ministra ha insistido en la necesidad de profundizar y entender mejor esa capacidad de acelerar o frenar las alteraciones del clima por la fuerza de los océanos, que además de ofrecer bienestar a los ecosistemas y ser fuente de alimento funcionan como "termostato" del sistema climático.

"Aún estamos en condiciones de poder frenar el peligro" que supondrá para el clima el calentamiento del océano, los cambios en su acidez y la alteración de los patrones de lluvia o de temperaturas y de las corrientes oceánicas.

"Somos un país que mira al océano, con una gran actividad económica asociada al mar. Somos biodiversos pero además una buena parte de nuestro Producto Interior Bruto tiene que ver de manera directa o indirecta con el océano", ha añadido.

Por tanto, "debemos tomar buena nota de qué nos recomiendan los científicos para orientar los procesos de decisión de las políticas publicas, pero también de las empresas y las actividades directamente relacionadas con el mar y la vida marina futuras".

"Más conocimiento, más océano, mejor clima", ha concluido la ministra.

Comentarios