miércoles 20.11.2019

Santos y Mockus piden la participación masiva para elegir al sucesor de Uribe

Casi 30 millones de colombianos están convocados a las elecciones de Colombia en las que Santos acude como favorito tras lograr el 46,5% de los votos en la primera vuelta

Los candidatos a la Presidencia de Colombia, Juan Manuel Santos y Antanas Mockus, pidieron este sábado a sus compatriotas que acudan masivamente a las urnas mañana, domingo, para elegir al sucesor del presidente Álvaro Uribe, mientras el Gobierno garantizó la seguridad de los comicios.

Casi 30 millones de colombianos están convocados a unas elecciones en las que Santos, ex ministro de Defensa y aspirante del el gobernante Partido de la U, concurre como favorito tras lograr la primera vuelta el 46,5 por ciento de los votos frente a Mockus, del Partido Verde, que obtuvo el 21,5 por ciento.

El ex alcalde bogotano Mockus fue hoy el más activo y dedicó buena parte de la jornada a chatear con sus seguidores a través de páginas web y distintas redes sociales de Internet. "Mañana todo está en juego", expresó Mockus, al advertir de que la propuesta de "unidad nacional" de Santos "es como una torta: a unos les va a tocar pedazos grandes y a otros muy pequeños".

El candidato verde pidió también a los electores que "no se dejen meter miedo" y que voten en conciencia, al hacer alusión a lasupuesta relación entre la concesión de subsidios gubernamentales a familias pobres y el papel de favorito de su contrincante.

"Los programas sociales del Estado son derechos, no son favores", dijo Mockus, cuya actividad contrastó con la agenda privada de Santos en esta jornada. En una breve aparición ante los medios televisivos, Santos se limitó a pedir a los electores que metan "un gol al abstencionismo", que en la primera vuelta del 30 de mayo fue del 50,76 por ciento.

Miedo a la abstención por el Mundial

El temor a que la abstención en esta segunda vuelta sea superior responde a que muchos colombianos dan por descontada la victoria de Santos y también por la coincidencia el domingo de tres partidos del Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Por su parte, el Gobierno reiteró que Fuerza Pública movilizada para velar por la seguridad de los comicios está preparada para repeler eventuales acciones violentas, entre ellas las amenazas de guerrilleros de las FARC en el sur de Colombia.

La tarea está en manos de los más de 350.000 militares y policías Nacional desplegados a lo largo y ancho del territorio nacional. "Ha habido alguna escaramuza, pero las Fuerzas Militares y de Policía están muy bien acantonadas en todos los sitios clave y dispuestas a repeler cualquier acción terrorista", agregó el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia.

El ministro aludió a un panfleto de un grupo de las FARC que llama a la abstención en una conflictiva zona del sur del departamento del Huila, así como al robo, presuntamente por esa guerrilla, de algunos uniformes de guardias penitenciarios.

El documento, del frente 17 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue divulgado por la radio HJ Doble K, de la localidad huilense de Pitalito, dijo el comandante de la Novena Brigada del Ejército, general Henry William Torres.

Los rebeldes "pretenden intimidar a la población civil para que se abstenga de ejercer su derecho al voto", dijo Torres en un comunicado. Pese a ello, garantizó que todos los organismos de seguridad del Estado "han intensificado sus operaciones para garantizar el normal tránsito de los electores hacia las urnas de votación".

A la difusión del panfleto se sumó este sábado el robo en Pitalito de varios uniformes de guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec, estatal), informó el ministro Valencia, quien dijo que esas prendas podrían ser utilizadas para un plan o rescate de reclusos.

El ministro también confirmó que todos los centros de votación están bajo control de la Fuerza Pública y que los comicios cuentan con "todas las garantías" del Gobierno. "Por encima de los violentos tiene que estar la paz", afirmó Valencia, cuyo llamamiento fue también recogido por el general Torres, para quien "es importante que la población civil no se deje intimidar por los terroristas" y demuestre en las urnas que los actos democráticos son "el mejor camino hacia la tan anhelada paz".

Tras estas elecciones, consideradas las más pacíficas en 30 años en Colombia, Álvaro Uribe pasará el testigo al vencedor el próximo 7 de agosto, tras ocho años al frente del Gobierno colombiano.