viernes 10.04.2020

Salah Abdeslam planeaba ataques en Bruselas similares a los de París

Estas informaciones parecen refrendar la teoría de que los planes para atentar en la capital belga se aceleraron tras su captura

Detención de Abdeslam. | Reuters
Detención de Abdeslam. | Reuters

El octavo terrorista implicado en los atentados del 13 de noviembre en París, Salah Abdeslam, que fue detenido en Bélgica el pasado viernes, planeaba realizar en Bélgica una serie de atentados suicidas y armas ligeras similares al ejecutado en la capital francesa el pasado mes de noviembre, según informaron fuentes de la investigación a la televisión pública belga VRT.

Según el medio, los investigadores creen que Abdeslam y otras dos personas, entre ellas Mohamed Belkaid, detenido el pasado viernes junto a él, pretendían emplear fusiles de asalto, armas antidisturbios y a terroristas suicidas para causar una masacre en Bruselas.

"Los terroristas planeaban el mismo escenario que París, pero fracasó parcialmente", añade el medio.

Estas informaciones parecen refrendar la teoría de que los planes para atentar en la capital belga se aceleraron tras la captura de Abdeslam en el barrio bruselense de Molenbeek.

Abdeslam pide la extradición a Francia

Abdeslam ha solicitado a las autoridades judiciales del país ser extraditado "lo más rápido posible" a Francia, pese a que inicialmente se opuso a esta medida.

"Ha informado de su deseo de ir a Francia lo más rápido posible", ha anunciado el abogado de Abdeslam, Sven Mary, en declaraciones a la prensa a su salida de una audiencia.

El letrado ha explicado que va a comunicar este deseo a la juez de instrucción para que "no se oponga" a la extradición de Abdeslam, al que la policía francesa sitúa en París la noche de los atentados y acusa de participar en los ataques.

Abdeslam fue detenido el pasado viernes en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, en donde se cree que se ha refugiado durante cuatro meses desde los atentados.

La investigación relaciona los atentados del 13-N con los perpetrados este martes en el aeropuerto de Bruselas y en una de las estaciones de metro de la ciudad, aunque no está claro si la detención de Abdeslam precipitó los últimos ataques.

Tanto el presidente francés, François Hollande, como su primer ministro, Manuel Valls, habían expresado en los últimos días su esperanza de que las autoridades judiciales belgas agilizaran la extradición del presunto terrorista. Bélgica, sin embargo, había avisado de que si el detenido se oponía a ser entregado a Francia, el proceso podría alargar el proceso hasta tres meses.

Comentarios