domingo 23.02.2020

Rusia prohíbe la importación de verduras de España y Alemania

En vista del bloqueo, la Comisión Europea ha considerado que "no hay necesidad de aplicar restricciones totales sobre productos"

Tras el estallido de un brote de la infección estomacal provocada por la bacteria 'Escherichia coli', que ha causado ya al menos catorce fallecidos y 329 enfermos de gravedad en Alemania y cuyo origen fue detectado en pepinos importados de España, Rusia ha decidido suspender desde este lunes y con carácter indefinido la importación de verduras procedentes tanto de España como de Alemania. El Gobierno español, que ve injustificado que algunos países hayan vetado las hortalizas españolas, ha sopesado pedir una "indemnización" a la UE para compensar las pérdidas ocasionadas. Por su parte, Bruselas no ha considerado que haya razones para cerrar el mercado europeo a los pepinos españoles.

Las autoridades rusas han justificado su decisión de prohibir las importaciones españoles y alemanas de verduras crudas -como pepinos, lechugas y tomates- a causa del brote 'Escherichia coli', el cual no sólo ha afectado en territorio alemán, "sino también en Suecia, Dinamarca, Países Bajos y Reino Unido".

Desde el Servicio Federal para Supervisión y la Protección de los Consumidores (Rospotrebnadzor), se ha anunciado que mantendrá en vigor el veto "hasta nuevo anuncio", ya que "todavía no se han recibido datos sobre el origen de la infección, los productos peligrosos y las respuestas para localizar y acabar con el brote". "Según el Instituto de Higiene de Hamburgo, la fuente de la infección se encuentra en los pepinos, aunque por ahora no se dispone de información definitiva", ha recalcado el supervisor ruso.

Rospotrebnadzor, que ya ha dado las pertinentes instrucciones para llevar a cabo esta medida, ha precisado que ha cursado las informaciones necesarias al respecto al Servicio Federal de Aduanas. Incluso, ha advertido de que estudia la posibilidad de extender el veto a las importaciones y a la circulación en territorio ruso de verduras de la totalidad de la UE.

Ante las pérdidas ocasionadas en España por el bloqueo a los pepinos y otras hortalizas españolas en Alemania, Austria y otros Estados miembros, el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ha adelantado que el Gobierno sopesa pedir una "indemnización" a la UE. Desde su punto de vista, estas medidas son "desproporcionales" y "no están justificadas a nuestro juicio en base al derecho europeo".

Asimismo, López ha apuntado que corresponde a las empresas "afectadas económicamente" tomar la "iniciativa" de entablar procedimientos de responsabilidad civil y, a la vez, ha reclamado a Berlín que "haga los análisis correspondientes lo antes posible para establecer cuál es el origen de esas enfermedades". "Nosotros le hemos dicho a la Comisión, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y la propia Alemania que trabajen a fondo para conocer exactamente cuál es el origen y una vez que se sepa eso podremos actuar", ha indicado.

Bruselas no cree que sea necesario el bloquéo

En vista del bloqueo, la Comisión Europea ha considerado que "no hay necesidad de aplicar restricciones totales sobre productos que procedan de un Estado miembro específico".

Fuentes comunitarias relacionadas con el caso han recordado que Bruselas está a la espera de conocer los resultados definitivos de las pruebas de laboratorio que se están realizando en España y Alemania, ya que quieren "estar seguros de que no se ponen en el mercado europeo productos contaminados", han señalado. El Ejecutivo comunitario prevé ofrecer tales datos este martes o miércoles.

Del mismo modo, Bruselas ha indicado que el sistema comunitario europeo para la seguridad alimentaria "pone su confianza en el país de origen" para que lleve a cabo la investigación necesaria y las medidas oportunas. Por ahora, las autoridades españolas han impuesto restricciones a los dos invernaderos (uno en Almería, otro en Málaga) de los que proceden los lotes de pepinos contaminados con el fin de evitar que se pongan en el mercado otras partidas mientras se lleva a cabo la investigación, según han precisado fuentes comunitarias.

Además de en España y Alemania, laboratorios de otros Estados miembros están llevando a cabo también análisis para localizar, si las hubiera, otras fuentes de infección u otras partidas de vegetales contaminadas.

España exige que se acelere la investigación

Desde España, varias personalidades políticas como la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, han pedido a Alemania que "acelere la investigación" para poder conocer con "rotundidad y evidencia" qué es lo que ha ocurrido con los pepinos españoles. "No hay ninguna evidencia en este momento, ni mucho menos demostrada, de que (el brote) tenga origen en ninguna hortaliza que haya procedido de España", ha declarado la ministra en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press. "Se ha exigido a Alemania que, hasta que no tengan pruebas, que no acusen", ha lamentado ante las acusaciones del país germano.

En este mismo sentido, la ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha coincidido con Pajín en pedir "rapidez y celeridad" a su homóloga alemana, ya que al sector agrario y hortofrutícola español le están haciendo "un daño irreparable".

"La Comisión Europea ha dicho que aún no se conoce la procedencia de los pepinos contaminados y cuando es así no se puede señalar a nadie con el dedo porque se le causa muchísimo daño y se genera una alarma social indebida", ha indicado en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press. Por ello, ha expresado que, en el caso de que se confirme que la intoxicación de los pepinos no ha sido en España, pedirán "las ayudas correspondientes en el marco de la UE, ayudas de crisis".

Esto mismo ha sido confirmado por la consejera andaluza de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, que ha asegurado que exigirán a la UE que active los "fondos de crisis" para resarcir al sector de un daño de "una magnitud y gravedad que sería irreparable".

La consejera, que ha calificado el cierre de fronteras en Alemania y otros Estados miembros de "absolutamente ilegal", ha expresado a los periodistas que "no se puede poner por parte de ningún miembro de la UE prohibir de manera unilateral la entrada de producto, ya que es una decisión que corresponde a la Comisión".

Temen daños de hasta 200 millones semanales

Según ha apuntado el director de la Federación Española de Productores y exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) la alerta de los pepinos puede generar daños "multimillonarios y en cascada" en este mercado, que realiza exportaciones por un valor cercano a los 200 millones de euros a la semana.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía (UPA-Andalucía) no solo han exigido "la máxima celeridad" para esclarecer dónde y cómo se ha producido la contaminación de pepinos, sino que además su secretario, Agustín Rodríguez, ha indicado en una rueda de prensa en Granada que Alemania "no está cumpliendo el protocolo europeo en materia de alerta sanitaria".

Por su parte, el portavoz nacional de la Unión de Consumidores de España, Alfonso Ibáñez, ha coincidido con UPA-Andalucía en que lo primero es detectar dónde y cómo se ha producido la contaminación. A ello, Ibáñez ha añadido que en España no se ha producido ningún caso en relación con esta contaminación a pesar de que se está extendiendo ese rumor.

loading...