domingo 24/1/21

La nube de cenizas obliga a cerrar los aeropuertos del norte de Europa


Londres reabre su espacio aéreo mientras permanecen cerrados los aeropuertos de Escocia, Edimburgo, Holanda y Bélgica

La nube de cenizas obliga a cerrar los aeropuertos del norte de Europa
La nube de cenizas obliga a cerrar los aeropuertos del norte de Europa


La nube de cenizas procedentes del volcán islandés en erupción obligó al cierre hasta las 06.00 GMT de los principales aeropuertos de Londres, Heathrow y Gatwick y London City, aunque la Autoridad Civil de Aviación del Reino Unido (CAA) levantó a las 10.00 horas GMT las restricciones a los vuelos con origen y destino en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, tras constatar que no hay riesgo derivado de la nube de ceniza volcánica procedente del volcán islandés Eyjafjalla.

Algunos aeropuertos de Escocia y el Norte de Irlanda permanecían cerrados esta mañana mientras que en los de Manchester, Liverpool y Leeds Bradford se han reanudado los vuelos. Eurocontrol, el ente europeo que controla la seguridad en los vuelos, informó de que las llegadas a Heathrow se limitarán en un principio a treinta por hora y advirtió de grandes demoras.

Se aconseja a los pasajeros consultas a sus aerolíneas antes de dirigirse al aeropuerto. Entre los aeropuertos que seguirán cerrados hasta las 12.00 GMT como muy pronto figuran los de Irlanda del Norte, Aberdeen, Farnborough además de los de Edimburgo, Inverness, Cardiff, Swansea y Bristol.

Los cierres de aeropuertos han vuelto a perturbar los planes de viajes de decenas de miles de pasajeros durante el fin de semana y primeras horas de esta mañana. El espacio aéreo de Irlanda del Norte fue el primero en cerrar, el sábado, a la llegada de la nube de ceniza volcánica, que obligó luego a suspender las operaciones en otros aeropuertos más al sur conforme avanzaba.

El presidente de Virgin Atlantic, Richard Branson, citado por la BBC, calificó el cierre del aeropuerto de Manchester "un mal chiste".
"Ninguno de los vuelos de prueba efectuados por las aerolíneas y los fabricantes de motores ha demostrado que los aviones no puedan seguir volando con total seguridad", señaló Branson.

Según un portavoz de British Airways, debería dejarse a las aerolíneas la decisión de volar o no ya que el enfoque actual es "excesivamente restrictivo". El director ejecutivo de la Autoridad de la Aviación Civil, Andrew Haines, dijo por su parte que "se trabaja para no poner en peligro los vuelos, minimizando al mismo tiempo las perturbaciones causadas por el volcán".

Holanda y Bélgica, también afectados

Los aeropuertos de Amsterdam-Schipol y Rotterdam (Holanda) y el de Ostende (Bélgica) permanecerán cerrados desde las 6.00 hasta las 14.00 hora local (04.00-12.00 GMT) de este lunes a causa de la nube de cenizas procedentes del volcán islandés en erupción. El desplazamiento hacia el Mar del Norte de la nube de cenizas emanadas de la última erupción del volcán Eyjafjalla ha obligado a las autoridades de control aéreo de Bélgica y Holanda a cerrar los tres citados aeropuertos al menos hasta primera hora de la tarde.

El espacio aéreo belga sobre el Mar del Norte, que se encuentra dentro de una zona con "baja contaminación" de cenizas, estará igualmente cerrado, anunció este lunes el secretariado de Estado belga de Movilidad en un comunicado.


Sin embargo, no se prevén perturbaciones significativas en los otros aeropuertos belgas y holandeses. En el aeropuerto de Bruselas sólo se han registrado durante la mañana varios retrasos ocasionados por el cierre de Schipol, pero no se ha anulado ningún vuelo, dijo el portavoz de esta base aérea a la agencia Belga.

En cuanto al aeropuerto de Charleroi (Sur de Bélgica), se han anulado las llegadas de dos vuelos procedentes de Dublín y Glasgow (Gran Bretaña), que se encuentran en una de las zonas actualmente más afectadas por la nube de cenizas.

La situación se volverá a evaluar a las 14.00 hora local en lo que concierne al cierre de Ostende (Norte de Bélgica), informaron las autoridades belgas, que añadieron que las precipitaciones previstas para este lunes podrían facilitar la rápida disolución de la nube de cenizas. ECO