miércoles 03.06.2020
Tendrá 40 metros más

Finlandia aumentará de tamaño al cumplir los cien años

El 6 de diciembre del 2017 el país nórdico celebra el centenario de su independencia de Rusia y Noruega piensa cederle el monte más alto que separa ambos países

Monte Haldi.
Monte Haldi.

A lo largo de la historia, las fronteras entre países han provocado guerras que han llegado a durar años y décadas. Roma amplió su territorio hasta formar el gran Imperio Romano, Alsacia y Lorena han sido motivo de conflicto a lo largo de los siglos XIX y XX... Sin embargo, no todo el mundo se pelea por las fronteras. Hay países que las regalan como es el caso de Noruega, país nórdico que estudia regalar a su vecina Finlandia la cumbre del Monte Halti. 

El 6 de diciembre de 2017 Finlandia conmemorará los cien años de su independencia de la Unión Soviética y como no todos los días se celebran 100 años, Noruega ha decidido hacerle un peculiar regalo: regalarle el pico de la montaña Halti, para que este se convierta en el pico más alto de Finlandia, moviendo así la frontera de ambos países.

Actualmente el punto más alto de Finlandia no está en la cima de una colina o montaña sino en una ladera. Se trata de la ladera del Monte Halti, que con sus 1.324 metros sería la montaña más alta de Finlandia de no ser porque su cima está ya en Noruega, a unos cien metros de la frontera finlandesa. Geofísicamente hablando, el monte Halti tiene dos picos, uno en Finlandia y otro en Noruega”, explicó la emisora nacional noruega NRK, “lo que se propone Noruega es ceder el pico que se encuentra en Noruega a Finlandia".

El impulsor de esta propuesta es el cartógrafo de 76 años Bjørn Geirr Harsson, quien pensó que la mejor manera de celebrar la independencia del país finlandés era regalar la mitad del monte Halti que actualmente corresponde a Noruega. La idea le vino en 1972 cuando sobrevoló en avión la frontera de ambos países: “Me resultaba curioso que ese pico no hubiera quedado completamente del lado finés”, explicó a varios medios de comunicación finlandeses.

"Nación hermana"

El alcalde de la ciudad noruega de Kafjørd anunció que sería “un regalo maravilloso para nuestra nación hermana” y escribió una carta secundada por otros políticos en la que mostraban su apoyo a la iniciativa. La propuesta llegó al conocimiento del gobierno noruego y aunque no ha confirmado aún este ‘regalo’, sí ha explicado que están considerando la posibilidad. La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, declaró a la cadena NRK que existen "algunos problemas formales y todavía no he tomado una decisión al respecto, pero estamos evaluando esa posibilidad”.

Dejando a un lado este bonito gesto, el vicepresidente del comité de control parlamentario, Michael Tetzschner, declaró que la constitución noruega “prohíbe claramente la rendición por el estado de cualquier territorio noruego a otro poder”.

Sin embargo, Øyvind Ravna, profesor de derecho de la Universidad de Tromso, señaló que la Constitución no se aplica en modificaciones menores como la que implica este regalo ya que el gesto le costaría a Noruega únicamente 0.015 kilómetros cuadrados. Para justificar esta explicación, Ravna ha argumentado que la frontera ya ha sido modificada recientemente en sus fronteras con Rusia y Finlandia para adaptarse a los cambios de los cauces de los ríos que se han producido por el calentamiento global.



Comentarios