jueves 09.07.2020

Un millar de personas se manifiestan contra el nuevo Gobierno tunecino

Se han concentrado en el centro de la capital para denunciar el desalojo por parte de las fuerzas antidisturbios y han pedido la dimisión del primer ministro Ganuchi

Un millar de personas se manifiestan contra el nuevo Gobierno tunecino
Un millar de personas se manifiestan contra el nuevo Gobierno tunecino

Un millar de personas se ha manifestado este sábado en Túnez y en la localidad de Sidi Bou Zid, para condenar al recién creado Ejecutivo tunecino por la represión de los manifestantes que se concentraban en la Plaza del Gobierno en la capital, en una jornada de relativa calma en todo el país.

Medio millar de personas se manifestaron en el centro de la capital para denunciar el desalojo, este viernes, por parte de las fuerzas antidisturbios de la Plaza del Gobierno, donde varios miles de personas pedían la dimisión del primer ministro Mohamed Ganuchi.

"Esto es una reacción a la represión policial de ayer. El nuevo Gobierno ha mostrado su rostro represor", dijo a Efe uno de los participantes en la marcha Ali al Din Abed, estudiante universitario.

Durante la expulsión de este viernes, que acabó derivando en unos enfrentamientos que se extendieron por la ciudad vieja y llegaron hasta la céntrica avenida Habib Burgiba, la policía usó gases lacrimógenos.

Después, con barreras y alambrada de espino bloquearon todos los accesos a esta plaza, donde se encuentra la oficina del primer ministro Ganuchi.

Entre pancartas que rezaban "lo primero que ha hecho el Ejecutivo ha sido matar gente" o "el pueblo quiere la caída del Gobierno" los participantes de la marcha de hoy se concentraron frente al Ministerio del Interior, en la avenida Habib Burguiba, ante la mirada de decenas de personas que tomaban café en las terrazas de los concurridos establecimientos del centro de la ciudad.

Decenas de furgonetas policiales se encontraban a primera hora de la tarde vigilando a los manifestantes en la avenida Burguiba, donde permanecen además los tanques del Ejército apostados desde hace días en los principales accesos a la popular arteria.

El desalojo de la Plaza del Gobierno, donde se exigían reformas más profundas, fue llevado a cabo pocas horas después de que Ganuchi, que ocupó la jefatura del Ejecutivo durante los últimos años del régimen del depuesto presidente Ben Ali, anunciara un nuevo Gobierno del que habían desaparecido todas las caras del antiguo régimen.

Asimismo, en Sidi Bou Zid decenas de jóvenes se manifestaron de forma pacífica para condenar dicha actuación policial, tal y como confirmaron a Efe fuentes sindicalistas de esta población, donde estallaron las protestas que provocaron la huida del presidente Ben Ali el pasado 14 de enero.

Sin embargo, las fuentes subrayaron la necesidad de que la situación política se estabilice en el país para no poner en peligro la nueva dinámica del país, en referencia a la transición democrática que según ha prometido Ganuchi desembocará en unas elecciones libres.

Por su parte, una fuente de la dirección de la Unión General de Trabajadores Tunecina (UGTT), que prefirió permanecer en el anonimato, condenó la violencia con la que actuaron los agentes antidisturbios, pero subrayó el "firme apoyo" al gobierno de transición.

La jornada de hoy en la capital también registró la primera manifestación de mujeres en el país tras la caída de Ben Ali, que fue boicoteada por un grupo de jóvenes que se autodenominaban como islamistas, pero que las propias organizadoras de la marcha definieron como partidarios del depuesto presidente.

A lo largo del día, en la comercial avenida Habib Burguiba se fueron concentrando centenares de personas en distintas manifestaciones que a última hora de la tarde fueron disueltos por la policía con gases lacrimógenos, pero sin que se produjeran graves incidentes.

Tras la disolución de las protestas, la céntrica avenida recuperó la frenética actividad que la ha caracterizado en los últimos cuatro días.