miércoles 16.10.2019

Más de 1.500 ultraderechistas claman contra el islamismo en Newcastle

Las manifestaciones racistas y antiislámicas en Reino Unido se multiplican por diez tras la muerte del soldado Rigby

Más de 1.500 ultraderechistas claman contra el islamismo en Newcastle
Más de 1.500 ultraderechistas claman contra el islamismo en Newcastle

Más de 1.500 miembros de la Liga de Defensa Inglesa (EDL), un movimiento de extrema derecha, se han manifestado en la ciudad de Newcastle para clamar contra la apertura de una escuela islámica y recordar al soldado británico Lee Rigby que falleció el pasado martes a manos de dos personas en Woolwich, un barrio londinense.

Los asistentes a la protesta, convocada antes de que se registrara el ataque de Londres, han cantado eslóganes como '¿De quiénes son estas calles? Son nuestras' y 'Rest in Peace, Lee Rigby'. Los presuntos autores del asesinato son ciudadanos británicos convertidos al Islam, según los medios locales.

La cifra esperada de manifestantes ha triplicado las previsiones de las autoridades a comienzos de este mes. En las vísperas de esta protesta, la Policía británica ha arrestado a tres personas por escribir mensajes xenófobos y racistas en la red social Twitter.

El superintendente policial, Gary Calvert, ha confirmado que se han producido "un número de arrestos" durante la jornada por ofensa a las autoridades y encontrarse en un estado de considerable embriaguez.

La EDL, que ha anunciado la convocatoria de una manifestación para el lunes en Londres, ha sostenido que el asesinato del soldado Rigby constata que Reino Unido está "en guerra" con el extremismo islámico.

Se multiplican por diez los ataques

Los ataques antiislámicos se han multiplicado por diez desde el pasado miércoles, ya que en las 48 horas siguientes, las autoridades contabilizaron en una línea más de 140 reportes de ataques contra objetivos islámicos, entre los cuales nueve se han efectuado contra mezquitas británicas.

El suceso más grave se registró el pasado viernes durante la jornada de oración, en el que unos individuos lanzaron un cóctel molotov contra una mezquita situada en el barrio Milton Keynes. Las autoridades también han documentado numerosas agresiones, ataques racistas y pintadas con lemas contra los musulmanes, muchas de ellas en otras localidades del país, como Gillingham, Bolton o Cambridge.

Un centenar de líderes musulmanes han manifestado su repudio al asesinato del soldado Lee Rigby, un hecho que han calificado de "atrocidad infame digna de desprecio". No obstante, también han advertido de que grupos de extrema derecha están "tratando de capitalizar" el ataque para cargar contra la comunidad musulmana de Reino Unido. "Los individuos cargados de odio que están detrás de estos ataques pretenden polarizar y desgarrar nuestro gran país por sus propios fines enfermizos", han señalado en un comunicado.