viernes 18.10.2019

Marruecos acusado de torturas y abusos por Human Rights Watch

La ONG asegura que las fuerzas de seguridad marroquíes propinaron palizas y abusos tras los disturbios en El Aaiún

Un informe emitido por la ONG Human Rights Watch acusa de torturas, palizas y abusos a los detenidos en el campamento por parte de Marruecos tras los disturbios de El Aaiún. "Las fuerzas de seguridad marroquíes abusaron y propinaron palizas de manera repetida a los detenidos después de los disturbios el 8 de noviembre en El Aaiún".

El documento recopila los testimonios de los protagonistas, también de miembros del Gobierno y abogados. Casi todos los arrestados denuncian palizas repetidas y uno de ellos, que aún está detenido, asegura haber sido violado. Por su parte, el Gobierno niega todas las acusaciones y ha anunciado una investigación, aunque también sigue disculpando el uso de la fuerza como algo necesario en su defensa.

El informe intenta, a través de estos testimonios, demostrar los hechos y desmontar las alegaciones del gobierno marroquí. Además asegura, que nueve de los detenidos han sido trasladados a un centro penitenciario de Rabat donde se enfrentan a un tribunal militar.

También se relata como la policía marroquí quemó sus casas y negocios y les impidió acceder al tratamiento médico de los heridos. Marruecos justificó el uso de la fuerza, que algunos consideran desmedida, a causa de una revuelta. Los enviados especiales de la ONG a la zona dicen,  "las fuerzas de seguridad no pueden justificar de ninguna manera someter a palizas a los presos".