viernes 28.02.2020
YA VAN 36 VíCTIMAS MORTALES EN SHANGHáI

El lanzamiento de dinero falso provocó la estampida de Año Nuevo

La mayoría de las víctimas tenía edades entre 16 y 36 años y hay otras 40 personas hospitalizadas, trece de ellas en estado grave

Imagen caótica después de la estampida.
Imagen caótica después de la estampida.

El lanzamiento de cupones que parecían "billetes de dólar" habría sido la causa de la estampida que ha dejado hasta el momento 36 víctimas mortales en Shanghái durante la celebración de la llegada del Año Nuevo, según los últimos datos, si bien la Policía ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido.

Según el último balance ofrecido este jueves por la tarde por las autoridades locales y recogido por la agencia oficial Xinhua, ya son 36 los fallecidos y hay 40 heridos hospitalizados, trece de ellos en estado grave. 

La tragedia ocurrió en la plaza Chenyi, en el área histórica del Bund, abarrotada de gente en esos momentos, en torno a las 23:35 horas del 31 de diciembre. Entre los fallecidos hay 25 mujeres, cuyas edades oscilan entre los 16 y los 36 años, según las autoridades de esta urbe de más de 23 millones de personas.   

En cuanto a los heridos, fuentes médicas han indicado a Xinhua que  la mayoría son jóvenes en torno a los 20 años de edad y la mayor parte son mujeres, aunque también habría niños.

La zona del Bund, una extensión a lo largo del margen occidental del río Huangpu, es un destino popular para la celebración del Año Nuevo, ya que los edificios históricos y los rascacielos a lo largo del río muestran luces brillantes por la noche.

Algunos supervivientes han relatado que la estampida se produjo cuando algunas personas empezaron a lanzar cupones que parecían "billetes de dólar" a las personas que estaban celebrando en el exterior de un bar en una noche en la que estaba soplando mucho el viento.   

Un testigo llamado Wu Tao ha apuntado que algunos cupones se lanzaron desde una ventana del tercer piso de un edifico cerca del Bund y la gente que estaba a la orilla del río empezó a pelearse por ellos. Los cupones parecían billetes de 100 dólares con un "M18" impreso en el centro, en referencia al bar del mismo nombre que se encuentra en el Bund. 

En declaraciones a Reuters, Cui Tingting, de 27 años, ha contado que recogió algunos de los billetes pero los tiró rápidamente cuando se dio cuenta de que era dinero falso. "Es algo demasiado cruel. Las personas frente a nosotros ya habían caído al suelo y los otros corrían sobre ellos", ha precisado.    Según Xinhua, algunas personas han indicado en las redes sociales que hay fotos del propietario del bar mostrando estos cupones antes de la estampida.   

La Policía de Shanghái ha señalado que no está en condiciones aún de confirmar si el dinero falso habría causado la tragedia y ha añadido que hay una investigación en curso, según informa Reuters, que cita a la televisión estatal

Testimonios

Los supervivientes han descrito la estampida como "espantosa y horrible". "Las escaleras que conducen a la plataforma (turística) estaban llenas de gente. Algunas personas querían bajar y otras, subir", ha relatado una testigo apellidada Yin. "Nos quedamos atrapados en el centro y vimos a algunas chicas que se caían y gritaban. Después la gente empezó a caerse una fila tras otra", ha precisado.  

La mujer ha contado que cubrió a dos niños que estaban delante de ella con los brazos en medio del caos y que su propio hijo la siguió. "Cuando lo sacamos de la multitud, tenía moratones en la frente, dos profundas marcas en el cuello y sangraba por la boca y la nariz", ha indicado.   

"La multitud entró en pánico. Nosotros estábamos en medio de la multitud apretados y casi sin respiración", ha contado a Xinhua otro testigo apellidado Yu. "Algunos gritaban pidiendo ayuda pero el ruido era demasiado alto", ha añadido. 

Según algunos supervivientes, la Policía acudió rápidamente al lugar e intentó sacar a la gente que estaba atrapada, pero en la mayor parte de los casos no eran capaces. "Todo el caos duró una docena de minutos y luego se veía que estaban sacando a algunos heridos de entre la multitud", ha narrado Yu.

Así las cosas, y ante la magnitud de la tragedia, el presidente chino, Xi Jinping, ha exigido este jueves una investigación inmediata sobre la causa de la estampida y ha instado a prevenir este tipo de sucesos en el futuro.   

Xi ha pedido al gobierno de Shanghái que "se deje la piel" para rescatar y atender a los heridos y tratar apropiadamente las secuelas. Asimismo, según informa la agencia oficial Xinhua, ha llamado a aprender la lección de esta tragedia, la peor sufrida en la ciudad desde que 58 personas murieran en un incendio en un edificio de apartamentos en 2010.

Comentarios