lunes 09.12.2019

Kofi Annan viaja a Damasco tras romperse el alto el fuego por la masacre de Hula

La Liga Arabe pide a la ONU que tome las medidas necesarias para el cese de la violencia

El enviado de Naciones Unidas y de la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, viajará este domingo a Damasco para evaluar la situación y reunirse con el presidente Bachar al Assad y con representantes de la oposición en unos encuentros en los que analizará la ruptura sistemática de la tregua por ambas partes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y Kofi Annan han condenado el "vergonzoso y brutal crimen" a través de un comunicado conjunto. "Este vergonzoso y brutal crimen que implica el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza es una violación flagrante de la ley internacional y de los compromisos del Gobierno sirio de cesar en el uso de armamento pesado contra los centros de población y la violencia en todas sus formas", aseguran.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, ha urgido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a que tome de "forma inmediata" todas las "medidas necesarias" para poner fin a la violencia contra los civiles sirios, que "excede todos los límites y no ha de ser tolerada".

En un comunicado, Elaraby exige a la comunidad internacional y, en concreto, al Consejo de Seguridad de la ONU a que "afronte su responsabilidad y tome de forma inmediata las medidas necesarias para cesar "esta escalada de la violencia y asesinatos por parte de grupos armados y de las fuerzas militares gubernamentales".

Asimismo, expresa su condena por el "horrendo crimen" acaecido en la localidad siria de Hula, donde 92 personas, entre ellas 32 niños, fueron abatidas por las fuerzas de seguridad del régimen de Bashar al Assad.

En la misma línea que Estados Unidos y Naciones Unidas, Elaraby reclama que los responsables de esta masacre y de las graves violaciones de los Derechos Humanos sean identificados y juzgados, ya que la violencia desatada contra los civiles "excede todos los límites y no ha de ser tolerada".

Condena de la UE

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, condenó este domingo la matanza de Al Haula, en Siria, e instó al Gobierno de Bashar Al Asad al cese inmediato de la violencia.

Ashton se declaró "consternada" por la brutal masacre ocurrida el viernes, en la que 92 personas, entre ellas 32 niños, perdieron la vida.

"Condeno en los términos más duros este acto atroz perpetrado por el régimen sirio contra su propia población civil, a pesar del alto el fuego acordado y de la presencia de observadores de la ONU", dijo en un comunicado.

La alta representante de la Unión Europea instó al Gobierno de Al Asad a "cesar de manera inmediata toda forma de violencia y dar su total apoyo a la misión de observadores de las Naciones Unidas".

Asimismo, pidió al régimen sirio que ponga en marcha de manera íntegra el plan de seis puntos del enviado especial de las Naciones Unidas, Kofi Annan, respaldado por la resolución 2.043 de la ONU.

"La UE apoya totalmente los esfuerzos de Kofi Annan y su equipo para sentar las bases de un proceso político. Mañana hablaré con Annan para expresarle ese respaldo", indico la máxima responsable de la diplomacia europea.

Ashton indicó que la comunidad internacional "debe hablar con una sola voz, pedir el final del derramamiento de sangre e instar a Al Asad a quedar al margen y permitir una transición política".