viernes 18.10.2019
Deforestación y violencia

La Guerra de la vainilla en Madagascar

La apreciada especie impulsa la muerte y la deforestación. El precio de las vainas se ha disparado y es difícil proteger el hábitat de la vida silvestre

La Guerra de la vainilla en Madagascar

Están tan seguros de su poder para intimidar a los agricultores. "Venimos esta noche", escribirían en un remoto pueblo costero de Madagascar. "Prepara lo que queremos".

O bien subestiman sus productos objetivo o sobreestiman la mansedumbre de sus víctimas. Después del asalto, muchos mafiosos fueron arrastraron a la plaza del pueblo y, con machetes y arpones, ajusticiaron a los traficantes de la vainilla. Los campesinos hacen su propia guardia y los jóvenes hacen patrullas por la noche .

La vainilla

Cuando Hernán Cortés trajo la vainilla a Europa, rápidamente se convirtió en un producto muy popular entre la aristocracia europea, más por su aroma que por su valor gastronómico.. A pesar de ser originaria de México, es Madagascar el país que más vainilla cultiva, un 80% del total,y la mitad se exporta a Europa.

Las diferentes causas han tenido una gran repercusión. Los precios de la vainilla se han cuadruplicado en tres años. En 2014, un kilo de vainilla se vendió por alrededor de 60 dólares el kilo. Este año tiene un precio que oscila entre los 400 y 450 dólares por kilogramo.

Madagascar es el principal proveedor mundial de vainas utilizadas para aromatizar helados, pasteles y chocolate. A pesar de su reputación notoriamente suave, un aumento de más de diez veces en el valor de la especia en los últimos cinco años ha despertado pasiones peligrosas.

Robos de cosechas han sido denunciados en la mayoría de las regiones clave de cultivo y ha habido docenas de asesinatos. Algunas comunidades han pedido protección de la policía armada, otras han tomado la defensa en sus manos.

La violencia de vainilla es el resultado de una tormenta perfecta: mercados globales mal regulados, políticos locales corruptos y una inundación de dinero en efectivo por las operaciones ilegales de madera (palo de rosa) enviada a china.

Los grupos ambientalistas suelen ser apresados por las movilizaciones que organizan contra la deforestación.

La vainilla se ha convertido en la mercancía silvestre más tratada del mundo, con ventas solo de Madagascar. Casi todo es ilegal y está destinado a China, donde la madera de palo de rosa es muy apreciada para los muebles. En 2014, un solo envío de 30,000 registros fue interceptado en Singapur en ruta desde la isla.

La vainilla está siendo utilizada para el blanqueo de dinero de las ilegales ventas de palo de rosa . Los precios de la vainilla han subido por las compras de las naciones ricas, los ciclones que alteraron la producción y el crimen organizado.

Los expertos creen que un 5-10% del precio puede deberse a la especulación de los comerciantes de palo de rosa. Los vendedores de madera tenían dinero en efectivo y vieron que el valor de la vainilla subía, así que compraron acciones. Esto ha provocado escasez y aumento de precios.

En el parque nacional Masoala, que es uno de los bosques mejor protegidos de Madagascar y hogar de muchas especies de lemur en peligro de extinción, los visitantes pueden escuchar el sonido de motosierras y ver árboles talados recientemente. En una sola área, se ha abierto un pequeño claro para el cultivo de vainilla.  La vainilla está impulsando la deforestación porque el precio es muy alto.