miércoles 21/10/20

Evacuan el vecindario de la familia británica asesinada en Francia

Un equipo de artificieros del Ejército francés ha entrado en el domicilio de la familia de origen iraquí

Evacuan el vecindario de la familia británica asesinada en Francia

Los agentes que están registrando la residencia de la familia británica encontrada muerta a tiros en los Alpes franceses la semana pasada han evacuado los alrededores de la vivienda en Londres tras hallar algunos objetos alarmantes. En las imágenes mostradas por la televisión se puede ver a los artificieros entrando en la residencia de Saad al Hilli, el ingeniero británico de origen iraquí muerto a tiros junto a su mujer, su suegra y un ciclista francés.

Los medios franceses habían informado de que la Policía británica está centrando su investigación en el trabajo de Al Hilli como ingeniero mecánico. Los detectives no han querido comentar la información aparecida en los medios británicos de que Al Hilli era conocido por los servicios secretos y estuvo bajo vigilancia policial durante la segunda Guerra del Golfo.

Previamente, los agentes habían acordonado la calle en la localidad de Claygate, en Surrey, en el suroeste de Londres, y habían comenzado a evacuar a los vecinos que residen alrededor de la casa de un millón de libras (más de un 1.250.000 euros) de los Al Hilli.

"La Policía de Surrey puede confirmar que debido a su preocupación por los objetos encontrados en la dirección en Oaken Lane, Claygate, los agentes han ampliado el cordón de seguridad en torno a la propiedad", ha explicado una portavoz.

"Los vecinos en la zona inmediata están siendo evacuados", ha precisado, que no dio detalles sobre qué ha provocado la alarma. "Está ocurriendo todo bastante rápido y estamos tratando de averiguar a lo que nos enfrentamos", ha agregado.

El registro de hoy es el último episodio desde el tiroteo en un remoto aparcamiento el miércoles pasado cerca de la localidad de Chevaline, en Alta Saboya, que ha acaparado la atención de la prensa francesa y británica.

Al Hilli, un ingeniero mecánico que trabajaba para Surrey Satellite Technology, una subsidiaria de EADS, y las otras tres víctimas recibieron disparos en la cabeza. Sus hijas, de 7 y 4 años, sobrevivieron al ataque. La mayor de ellas, Zainab, que sufrió graves fracturas en el cráneo, salió este domingo del coma y será interrogada sobre lo que ocurrió tan pronto como sea posible, según ha informado el fiscal francés del caso. Su hermana, Zeena, sobrevivió a los disparos ilesa y se encuentra junto a Zainab bajo la protección de la Policía.

El fiscal de Annecy, Eric Maillaud, ha indicado que una disputa familiar por dinero es uno de los móviles que se están barajando en el caso y el hermano de Al Hilli ha sido interrogado formalmente, si bien éste ha negado tener ningún problema con su hermano. Los medios franceses también afirman que la Policía británica está investigando el trabajo de Al Hilli, más que su entorno familiar.