viernes 14/8/20

Rajoy, "conmocionado", se reúne con el Rey en Zarzuela

50 españoles en el avión estrellado. Una de las personas que ayer fue identificada como víctima española no lo es, sino que lleva 20 años residiendo en España. El Gobierno asegura que será tratada con el mismo "cariño y sensibilidad" que el resto de españoles

Un helicóptero de rescate sobrevuela la zona del siniestro.
Un helicóptero de rescate sobrevuela la zona del siniestro.

Rajoy declara estar "conmocionado" tras confirmarse que el responsable de la tragedia del Airbus A320 de Germanwings es el copiloto de la aeronave. Así se ha expresado a través de su cuenta oficial en Twitter: "Conmocionado por los últimos datos facilitados por los investigadores. De nuevo nuestro abrazo emocionado a las familias". Una información que, según Moncloa, el presidente del Gobierno ha recibido unos "instantes antes" de que el fiscal de Marsella (Francia), Brice Robin, compareciera ante los medios de comunicación e hiciera un informe detallado de los 30 minutos de grabación que registra la caja negra en poder de las autoridades francesas.

Durante esa comparecencia ante los periodistas, el líder del Ejecutivo 'popular' ha estado reunido con el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela para hacer un seguimiento de dicho suceso. Según ha informado la Casa del Rey, el Monarca y el jefe del Ejecutivo han repasando toda la información que se conoce sobre el accidente, tanto las investigaciones que se están llevando a cabo como la identificación y repatriación de las víctimas españolas así como la atención a los familiares. Y aseguran que dicho encuentro no tiene nada que ver con las últimas informaciones conocidas. La versión oficial es que la reunión ha comenzado sobre las 13.15 horas, se ha prolongado durante 45 minutos y ya estaba prevista de antemano.

A las 11 de la mañana de este jueves, dos horas antes de la rueda de prensa del fiscal de Marsella, el Gobierno español, representado por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y de Seguridad, Francisco Martínez, atendían a los periodistas en La Moncloa para dar el último parte sobre las víctimas españolas en el vuelo que cubría la ruta Barcelona-Dusseldorf. Es especialmente llamativo el baile de cifras en cuanto al número de personas con nacionalidad española que viajaban en la aeronave. Comenzó habiendo "45 viajeros con apellido español", este miércoles la cifra se elevó hasta 49 después de cotejar la lista de viajeros con los datos ofrecidos por los familiares, pocos minutos después un comunicado oficial informó de que eran 51; y este jueves, durante la rueda de prensa posterior a la tercera reunión del gabinete de crisis liderado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, se ha rebajado a 50 el número "provisional" de víctimas españolas.

Según ha explicado Martínez, una de las personas que este miércoles fue identificada como víctima española no lo es, sino que lleva 20 años residiendo en España, y eso había generado confusión a este respecto. El Gobierno no aclara su nacionalidad, pero asegura que será tratada con el mismo "cariño y sensibilidad" que el resto de españoles. El Ejecutivo sigue siendo cauto a este respeto, y asegura que el dato aún es "provisional".

Para llevar a cabo el proceso de identificación de los nombres y apellidos de las víctimas, lo primero que han hecho las autoridades ha sido cotejar la lista de pasajeros con los datos facilitados por los familiares. A continuación, la Policía científica ha dispuesto un equipo formado por tres policías y tres guardias civiles para llevar a cabo un proceso de recogida de datos antropométricos y muestras de ADN de familiares de las víctimas y de las propias víctimas a través de objetos personales. Y finalmente, estas muestras serán comparadas con los restos de los fallecidos que se vayan encontrando. Un proceso cuya duración el Gobierno aún no se atreve a pronosticar. "Hay que recordar que la zona no es de fácil acceso y que el proceso será complejo", ha vuelto a advertir Ayllón este miércoles.

Tal y como ya ha podido confirmar Martínez, el equipo de la Policía científica que España había puesto a disposición de la investigación ya se ha trasladado a Francia. Dos estarán en el lugar del siniestro, en Seyne-les-Alpes, donde se ha establecido la base central de las operaciones de rescate. Y los otros cuatro estarán en París ofreciendo asistencia a los equipos de análisis.E

En el avión siniestrado viajaban 144 pasajeros a bordo y seis tripulantes (dos pilotos y cuatro ayudantes de cabina), es decir, un total de 150 personas, entre ellos dos bebés. Además, las autoridades francesas, españolas y alemanas ya han confirmado que no hay supervivientes. Sin embargo, la nacionalidad de los pasajeros aún no está clara. La compañía Germanwings sigue insistiendo en que ellos han contado 35 españoles en la lista de pasajeros. La diferencia podría ser debido a que algunos pasajeros tendrían doble nacionalidad. Pero aún son todo conjeturas. 

El gabinete de crisis no se volverá a reunir hasta este viernes a las 17.00 horas. Rajoy ya está en Madrid, pero es Santamaría la que está presidiendo el comité de crisis. "Rajoy ha suspendido todos sus actos oficiales y está en permanente contacto con la vicepresidenta", ha explicado Ayllón cuando ha sido preguntado si el presidente ha estado presente en la reunión de este jueves.

España ha decretado tres días de luto. Y el presidente del Gobierno aprovechó el primero de ellos para viajar junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, hasta Seyne-les-Alpes (Francia). Allí se encontró con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel. Tras visitar la capilla ardiente, el presidente español hizo una declaración junto a sus homólogos y garantizó a las familias de las víctimas que trabajarán "juntos" para "recuperar, identificar y repatriar" los cuerpos "en las mejores condiciones posibles". Por su parte, Hollande confirmó que hay ciudadanos de quince países entre las 150 víctimas mortales y que Francia ha desplegado "medios muy importantes" para intentar "entender lo que se ha pasado" y esclarecer las causas de las catástrofe.

El día 'D'

El presidente español, Mariano Rajoy, y los Reyes, de visita de Estado en Francia, suspendieron este martes sus agendas. Al líder del Ejecutivo le pilló la noticia en Vitoria, donde se encontraba para presentar el proyecto del Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo, y desde allí hizo su primera comparecencia pública, donde "lamentó la tragedia", tal y como ya hizo unos minutos antes a través de su cuenta oficial en Twitter. Al Jefe de Estado, Felipe VI, también le sorprendió la noticia fuera de España. En concreto en París, donde atendió a los medios de comunicación y comunicó que suspendía su visita de Estado. 

Por el momento, se han creado dos gabinetes de crisis en España para seguir de cerca la tragedia. Uno en La Moncloa, liderado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y del que también forman miembros del ministerio de Justicia, Fomento e Interior. Y otro en el aeropuerto de El Prat, formado por responsables de AENA y de la compañía alemana, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna. Con línea directa con Artur Mas y hasta donde también ha acudido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. En la Terminal 2 del aeropuerto catalán ya se ha habilitado una sala para atender a las víctimas.

Las primeras en llegar a la zona fueron la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, y la ministra de Fomento española, Ana Pastor. La titular de Fomento reunió este martes con sus homólogos de Francia y Alemania. Está previsto que la operación de rescate se retrase debido al difícil acceso a la zona donde ha tenido lugar el siniestro, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette.

El presidente del Gobierno español ha mantenido contactos telefónicos desde Vitoria con el Rey, Felipe VI, con el jefe de la oposición, Pedro Sánchez, con la canciller alemana, Ángela Merkel, y con el presidente de la Generalitat. Y ha recibido las condolencias de varios primeros ministros europeos, entre ellos el griego Alexis Tsipras. El Ministerio de Asuntos Exteriores, por su parte, ha activado la Unidad de Emergencia Consular para atender a las víctimas y sus familias. En concreto, está coordinando la actuación de los consulados de Marsella y Düsseldorf, los más próximos al lugar del siniestro.

El accidente

El aparato, un Airbus A320, desapareció este marte de los radares en la región de Alpes de Alta Provenza y se estrelló cerca de la localidad de Barcelonnette. La web especializada Flightradar24, que hace un seguimiento de los vuelos, perdió a las 10:53 horas el vuelo a una altitud de 6.800 pies (unos 2.000 metros de altura), casi una hora aproximadamente después de haber despegado del aeropuerto español. Tenía previsto salir a las 9.35 del Aeropuerto de Barcelona y lo hizo a las 10.01.

El Gobierno francés, a través de su portavoz de Interior, fue el encargado de confirmar minutos antes del mediodía la catástrofe aérea. 

Trabajos de rescate

Francia despllegó este martes un pelotón de la Gendarmería de alrededor de 600 efectivos especializados en alta montaña para rastrear la zona. Hasta la zona también se trasladaron 350 bomberos y 300 militares. Cuentan con 10 helicópteros y un avión militar para las labores de rescate. Y hasta el lugar del suceso también se ha trasladado un equipo de técnicos de Airbus.

Aún se desconocen las causas, pero ya ha habido versiones encontradas respecto a si ha habido o no llamada de socorro por parte de la aeronave siniestrada. El Secretario de Estado de Transportes francés, Alain Vidal, ha asegurado que el avión dio una señal de socorro a las 10.47. Pero la dirección general de Aviación civil de Francia ha desmentido este extremo a AFP: "La tripulación no emitió un 'mayday' fue el control del tráfico aéreo el que decidió declarar la aeronave en peligro al perder el contacto con la tripulación". Una versión que también ha confirmado la aerolínea. Según el gerente de la compañía alemana, Thomas Winkelmann, no ha habido ninguna llamada de emergencia desde el aparato.

Rajoy, "conmocionado", se reúne con el Rey en Zarzuela
Comentarios