lunes 14.10.2019
CRUZADA CONTRA EL PATRIMONIO HISTÓRICO

El Estado Islámico amenaza con destruir las pirámides de Egipto

La ola de aniquilación arqueológica de los yihadistas se extiende a las pirámides de Giza. Prometen hacerlas estallar "con la ayuda de Dios"

Pirámides de Giza.
Pirámides de Giza.

Las pirámides de Egipto corren serio peligro. Las milenarias construcciones están en el punto de mira del grupo terrorista Estado Islámico tras amenazar con destruirlas y haber explotado un templo de más de 2.500 años de antigüedad en Irak.

El grupo yihadista sigue con su ola de aniquilación arqueológica contra los monumentos que simbolizan la "idolatría pagana" y en su ya larga lista de destrucciones figura ahora el templo de Nabu, ubicado en la antigua ciudad asiria de Nimrud y construido en honor al dios babilónico de la sabiduría.

Los terroristas han difundido en las redes sociales un vídeo en el que se ve a un terrorista justificando la demolición del templo de Nabu. Dicho vídeo termina con una escena de las pirámides de Giza, cerca de El Cairo, en la que el yihadista amenaza con hacer estallar, "con la ayuda de Dios", los sitios antiguos "construidos por los infieles".

Desde 2015, el Estado Islámico ha destruido numerosas joyas arquitectónicas en Siria e Irak. La histórica ciudad de Palmira, situada en el desierto del país, ha sido una de las más castigadas por parte de los yihadistas. Su Arco del Triunfo, el templo de Baal Shamin y varias torres funerarias de importante valor arqueológico figuran entre los monumentos que han sufrido la ira del grupo terrorista. Estas ruinas eran una de las principales atracciones turísticas de Siria antes del estallido de la Guerra Civil en marzo de 2011.

En Irak, Mosul y Nimrud han sido los objetivos de su cruzada contra el patrimonio histórico. Entre las pérdidas arquitectónicas más destacadas figuran una colección de estatuas y esculturas de más de 3.000 años de antigüedad. A estas se ha sumado este martes la demolición del templo de Nabu, en Nimrud. Los radicales consideran las estatuas y los monumentos como falsos ídolos. 

Palmira, Siria

Comentarios