miércoles 16.10.2019

EEUU e Irán, ¿reconciliación a la vista?

Obama y su homólogo iraní Hasan Rohani mantienen una histórica conversación telefónica

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha resaltado los "buenos primeros pasos" dados esta semana con la reunión con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, y la conversación telefónica entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo iraní, Hasan Rohani. "Buenos primeros pasos con Irán esta semana. Reunión positiva con Zarif la pasada noche (por el jueves). Histórica llamada de hoy entre el presidente de Estados Unidos y Hasan Rouhani. Progreso", ha escrito Kerry en el perfil en Twitter del Departamento de Estado.

Poco antes de retwittear este mensaje, el presidente iraní ha remarcado también a través de Twitter que "Obama y Rohani acordaron la base de que deben estar preparados para resolver otros asuntos, incluidos temas regionales. Los ministros de Asuntos Exteriores, encargados de proseguir con la aceleración de la cooperación". La llamada telefónica entre Obama y Rohani supone el primer contacto a este nivel desde que ambos países rompieron relaciones diplomáticas tras la revolución islámica de 1979.

La llamada telefónica del presidente de Estados Unidos a su homólogo iraní fue "totalmente inesperada", según ha asegurado a Reuters una fuente próxima al presidente de Irán. Esta misma fuente ha declarado bajo la condición de anonimato que Estados Unidos realizó el contacto este viernes a tenor de la buena sintonía de la reunión entre el ministro de Exteriores iraní y el secretario de Estado norteamericano.

La agencia oficial de noticias iraní IRNA ha informado de que la conversación se ha producido cuando Rohani se dirigía al aeropuerto y, en ella, ambos mandatarios han departido sobre "diferentes cuestiones", entre otras, el programa nuclear iraní.

Según ha informado un alto funcionario del Gobierno norteamericano, Estados Unidos ha mantenido al tanto al Gobierno de Isrel. El Ejecutivo del primer ministro, Benjamin Netanyahu, tiene todo el derecho a mostrar su escepticismo sobre las promesas del Gobierno iraní de abordar las preocupaciones sobre su programa nuclear, apunta esta misma fuente. Estados Unidos pretende mantener informada a Israel mientras que prosigan los contactos entre Washington y Teherán, según ha añadido esta alto funcionario estadounidense. Precisamente, Obama recibirá este lunes a Netanyahu, que ha mantenido una postura reticente sobre la nueva doctrina en política exterior impulsada por el flamante presidente iraní.