miércoles 11.12.2019

Diputados del partido del primer ministro irlandés se reúnen para preparar una moción de censura

Según los estatutos del partido, se necesitan al menos 18 firmas para presentar una moción de censura, que, si prospera, se podría plantear la próxima semana

Un grupo de diputados del partido gobernante, el Fianna Fail (FF), se reúne para estudiar la posibilidad de presentar una moción de censura contra el primer ministro, Brian Cowen.

En declaraciones a los medios nacionales, el parlamentario Tom Kitt, quien ocupó carteras ministeriales en anteriores legislaturas, señaló que se han iniciado contactos entre "colegas descontentos" con el liderazgo de Cowen.

El "Taoiseach" (primer ministro) anunció la pasada noche que convocará elecciones generales tras cerrar las negociaciones con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el rescate financiero del país y aprobar los presupuestos para el 2011.

Cowen efectuó estas declaraciones después de una reunión de emergencia del consejo de ministros celebrada en respuesta a la posición de sus socios en el Ejecutivo del Partido Verde, que pidieron la convocatoria de unos comicios generales para enero y de la oposición, que exigió su inmediata dimisión.

El parlamentario del FF John McGuinness adelantó después que "un número de diputados" mantendrán hoy contactos para diseñar una "estrategia" de oposición al Gobierno.

"Hay mucho descontento dentro del grupo parlamentario. Creo que aquellos que se han manifestado al respecto tienen ahora que sondear la opinión de sus compañeros para tomar medidas y echarlo inmediatamente", dijo McGuinness.

Según los estatutos del partido, se necesitan al menos 18 firmas para presentar una moción de censura, que, si prospera, se podría plantear la próxima semana.

El primer ministro ha recordado que la prioridad ahora es aprobar en el Parlamento el próximo día 7 de diciembre los presupuestos generales del Estado para 2011, que contemplan recortes por un valor de 6.000 millones de euros y que, después, considerará la disolución del Parlamento como paso para convocar unas elecciones.

Cowen también insistió en que el Gobierno seguirá con el programa previsto, que incluye la negociación con la UE y el FMI y la presentación este miércoles del plan cuatrienal.

Este plan de austeridad prevé reducir el déficit hasta el 3 por ciento del PIB en 2014 mediante recortes valorados en 15.000 millones de euros, un proyecto de recorte del gasto que, según el "Taoiseach", cuenta con la aprobación de la UE y el FMI, cuestión clave para que Irlanda pueda acceder a un rescate económico cercano a los 90.000 millones de euros.

El primer obstáculo para un Ejecutivo ya debilitado será la votación de las cuentas públicas en la cámara baja (Dáil), adonde el partido del Gobierno llegará con una mayoría muy justa después de las elecciones parciales de este jueves en Donegal (noroeste) -que según las encuestas perderá-, y el anuncio este lunes de la retirada de su apoyo de dos diputados independientes.