viernes 3/12/21

El detenido por el atentado de Boston está consciente y se comunica por escrito

Las autoridades están intentando interrogarle pero el sospechoso solo responde "esporádicamente" a las preguntas

El detenido por el atentado de Boston está consciente y se comunica por escrito

Dzhokhar Tsarnaev, sospechoso de llevar a cabo el atentado del pasado 15 de abril durante la Maratón de Boston, que se saldó con tres muertos y unos 170 heridos, está consciente y puede comunicarse a través de la escritura, según han revelado este domingo varias fuentes a la prensa estadounidense.

Funcionarios han revelado a distintos diarios y cadenas que Tsarnaev ha recuperado la consciencia, por lo que las autoridades han intentado comunicarse con él y lo han conseguido vía escrita, aunque no han detallado el contenido del interrogatorio.

La cadena ABC ha publicado esta misma información, pero ha detallado que, a pesar de que es capaz de comunicarse por escrito, el sospechoso solo responde "esporádicamente" a las preguntas de las autoridades.

De confirmarse, se trataría de un gran avance, ya que hace apenas unas horas el alcalde de Boston, Tom Menino, ha confirmado que Tsarnaev se encuentra muy grave y ha advertido de que, por este motivo, era probable que no se le pudiera interrogar.

En la misma línea, el Centro Médico Diaconesa Beth Israel de Boston, donde se encuentra ingresado Tsarnaev, ha informado a través de la Agencia Federal de Investigación (FBI) de que el sospechoso continúa en estado "grave".

No obstante, esta información contradice a lo dicho por el jefe de la Policía de Boston, Ed Davis, en una rueda de prensa celebrada a última hora del domingo. "En estos momentos no está en condiciones para ser interrogado", ha sostenido.

Djokhar, de 19 años, fue detenido el pasado viernes tras una amplia operación de búsqueda en la que resultó gravemente herido en una pierna y en el cuello, por lo que no puede articular palabra, aunque salió mejor parado que su hermano Tamerlan, de 26, que falleció.

Las autoridades sospechan que los Tsarnaev, de origen checheno y con vínculos islamistas, son los autores del atentado perpetrado durante la Maratón de Boston con dos bombas fabricadas con ollas a presión cargadas de metralla.