viernes 24.01.2020
Según las proyecciones de voto

El candidato de la ultraderecha pierde las presidenciales en Austria

El candidato independiente Alexander Van der Bellen habría ganado las presidenciales austriacas, según los primeros datos. El representante del partido de extrema derecha, Norbert Hofer, ha reconocido la derrota

El candidato independiente a las presidenciales austriacas, Alexander Van der Bellen, ante la prensa.
El candidato independiente a las presidenciales austriacas, Alexander Van der Bellen, ante la prensa.

Austria ha elegido al independiente Alexander Van der Bellen como próximo presidente, según un sondeo. El partido de la Libertad  (FPÖ) de su rival directo, el ultraderechista Norbert Hofer, ha reconocido que ha perdido las elecciones tras conocerse las primeras proyecciones de voto de la televisión austriaca, que otorgan el 53,6% de los votos al independiente frente a los 46,4% de Hofer.

"Quiero felicitar a Van der Bellen por este éxito", ha declarado el secretario general del Partido de la Libertad (FPÖ), Herbet Kickl, en la televisión pública ORF que ha ofrecido los datos. Por el momento, solo se trata de una estimación, aunque se basa en el 58% de los votos escrutados y tiene un margen de error de apenas 1,2%. 

Si los datos se cumplen Van der Bellen habría conseguido una amplia mayoría, mucho mayor de la del pasado mayo, cuando el candidato independiente obtuvo el 50,3% frente al 49,7% de los votos, apenas 31.000 votos de diferencia. Las elecciones tuvieron que repetirse ante la denuncia de irregularidades electorales en el recuento de voto por correo, por los que los comicios fueron impugnados. 

El exlíder del Partido Verde, que se ha presentado como independiente, habría conseguido imponerse así, para tranquilidad europea. Su rival, euroescéptico y contrario a la inmigración, había llegado a formular la posibilidad de que Austria celebrara un referéndum como el que llevó a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Pese a que la figura del presidente en Austria es prácticamente protocolaria, Bruselas mantenía contenida la respiración (aunque aún no respira tranquila, en espera de los resultados del referéndum constitucional que celebra Italia).

La posibilidad de que un líder ultraderechista llegara al poder por primera vez en Europa desde la Segunda Guerra Mundial habría dado combustible a movimientos similares en Francia, con Marine Le Pen a la cabeza, Alemania -con el partido Alternativa para Alemania- y Holanda. 

Las encuestas preveían una distancia incluso menor entre los dos oponentes. El mensaje populista y cercano al ciudadano frente al 'stablishment' mezclado con un rechazo a la inmigración había calado profundamente en el país. Austria ha recibido unos 90.000 solicitantes de asilo en 2015 y 37.000 en lo que va de año. 

Comentarios