viernes 03.07.2020

La crisis del Sahel no está superada

Según la organización humanitaria OXFAM a pesar de las buenas cosechas hay que aumentar las ayudas.

La organización Oxfam Internacional y las principales asociaciones de agricultores de África Occidental (ROPPA) han advertido a los Gobiernos y a Naciones Unidas de que es necesario aumentar la ayuda al Sahel para salir de la tercera crisis que golpea la región en menos de una década y superar así "el desafío de las sequías recurrentes, la pobreza persistente y la inestabilidad política", según ha informado Oxfam este miércoles en un comunicado

A pesar de las buenas cosechas de este año para la región del Sahel, Oxfam ha estimado que "incluso en un buen año, un 20 por ciento de la población de Sahel pasa hambre y 230.000 niños mueren" por falta de alimentos. Este es uno de los motivos por los que la organización y ROPPA han indicado que España es un donante clave y que debe tener un papel relevante para superar esta crisis y enfrentarse a las futuras.

   La previsión de una buena cosecha ha sido "una excelente noticia", según la responsable de acción humanitaria para Intermon Oxfam en España, Lara Contreras. No obstante, Contreras ha enfatizado el papel que deben tener los Gobiernos, la ONU y las agencias de ayuda porque  "no deben ver esto como una excusa para reducir los compromisos de ayuda, sino que deben comprometerse a garantizar que las personas salen adelante. La crisis alimentaria que afecta a millones de personas está lejos de haber terminado".

Según el presidente de ROPPA, Djibo Bagna, "muchos agricultores están agradecidos por el resultado de la cosecha, pero muchos otros no pudieron sembrar con éxito o han visto sus cosechas afectadas por las inundaciones". Además, según Bagna, esta crisis junto con "la pérdida innecesaria de vidas y el sufrimiento pasado deben animar a los gobiernos a enfrentar de forma proactiva las causas fundamentales del hambre".

Las lluvias han sido "buenas en la mayoría de zonas del Sahel" salvo en Níger, Chad y Senegal y "las graves inundaciones" han afectado a algunas áreas destruyendo miles de hectáreas de tierra. Asimismo, en zonas de Senegal, Mauritania, Burkina Faso, Nigeria, Malí y Níger queda poco pasto para el ganado, los precios de los alimentos siguen siendo "muy elevados" en toda la región y existe la amenaza de una invasión de langostas en áreas de la región, según el comunicado.

Oxfam ha informado de que, por el momento, "sólo se ha recaudado el 24 por ciento de la ayuda de emergencia necesaria" y de que las agencias de ayuda solamente han proporcionado medios "a menos de la mitad de los 9,9 millones de personas" que necesitan algún tipo de ayuda.