miércoles 01.04.2020
Los laboristas intentarán un gobierno en minoría

May no dimitirá a pesar de los resultados

Según informa la BBC, la conservadora Theresa May no renunciará. De hecho, ha anunciado que intentará formar gobierno en base a que ha sido el partido más votado, con 313 escaños frente a los 260 de los laboristas. El escenario que más debilita la posición negociadora británica se ha producido

Corbyn y May.
Corbyn y May.

Ella perdió. Theresa May ha perdido la apuesta y no ha obtenido el resultado que esperaba. La ola se esperaba. Peor aún, no ha logrado conseguir una mayoría absoluta. Para ella, para los conservadores, es un desastre.

El 18 de abril, la primera ministra conservador había convocado elecciones anticipadas con gran popularidad y una ventaja de más de veinte puntos sobre el laborista Jeremy Corbyn. por lo que esperaba obtener una gran mayoría para iniciar con fuerza  las negociaciones sobre el Brexit, previstas en principio el 19 de junio.

A partir de ahora, May necesitará un segundo partido para darle una mayoría, y aunque los laboristas no pueden gestionar una alternativa, podría ser obligada a renunciar como candidata.

La mayoría absoluta serían 326 escaños, y los conservadores han obtenido 316, seguidos de os 260 de los laborista. A pesar de ello, y según ha informado la redactora jefe de política de la BBC, May no tiene intención de dimitir, sino de formar gobierno en base a que ha sido el partido más votado. 

EL escenario que más debilita la posición negociadora británica se ha producido. La libra se desplomó en los mercados con el anuncio de los resultados de las encuestas a la salida de los colegios electorales. 

Bruselas y otras capitales de la UE esperaban el resultado de las elecciones generales del Reino Unido con más interés que de costumbre: por el  gran impacto que pueden tener en lo que se esperan sean duras conversaciones sobre la salida de Gran Bretaña, que comenzarán apenas 10 días más tarde.

El escenario que se presenta debilita la posición de May. Su autoridad será muy contestada y debilitará su capacidad de negociar el Brexit, presionada por los más duros.

Por su parte, el laborista, Jeremy Corbyn, reforzado por un mejor resultado de lo esperado, pide la dimisión de May.

 

Comentarios