lunes 06.04.2020
BATACAZO DE LE PEN EN LAS REGIONALES

Francia se vacuna contra la ultraderecha

El miedo al ultraderechista Frente Nacional entrega el poder regional a Los Republicanos de Sarkozy. Pese al descalabro, Le Pen destaca el "inexorable crecimiento del movimiento nacional"

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional. | Reuters
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional. | Reuters

Los resultados oficiales de la segunda vuelta de las elecciones regionales francesas confirman la derrota del ultraderechista Frente Nacional en todas las circunscripciones, también en las tres en las que obtuvieron la victoria en la primera vuelta. Los franceses, que han acudido de nuevo este domingo a las urnas, han respondido así al desafío de Le Pen que en la primera vuelta vio cómo su formación ganaba adeptos hasta el punto de ser la fuerza más votada.

A nivel nacional, Los Republicanos ha sido la lista más votada (40,52 por ciento), por delante del Partido Socialista (28,55 por ciento) y del Frente Nacional (28,38 por ciento), según datos oficiales del Ministerio del Interior correspondientes al 91 por ciento del escrutinio.

El Frente Nacional ha perdido en Norte-Paso de Calais-Picardía y en Provenza-Alpes-Costa Azul, donde el Partido Socialista retiró sus candidaturas en favor de Los Republicanos (derecha) para impedir así llegar al poder a los 'frentistas'. En Norte-Paso de Calais-Picardía el candidato republicano ha logrado el 57,21 por ciento de los votos, mientras que la líder del FN y candidata, Marine Le Pen, se ha quedado en el 42,79 por ciento.

En Provenza-Alpes-Costa Azul, donde se encuentra el histórico feudo socialista de Marsella, el candidato republicano ha conseguido el 53,74 por ciento de sufragios, frente al 46,26 de la 'frentista' Marion Maréchal-Le Pen, hija de Marine Le Pen.

En Alsacia-Lorena-Champaña-Árdenas, donde los socialistas han mantenido su candidatura, habrían ganado también Los Republicanos con un 48,40 por ciento de votos, por delante del Frente Nacional (36,08 por ciento) y de los socialistas (15,51 por ciento).

Así, Los Republicanos gobernarán con seguridad en siete regiones (las tres anteriores y Auvernia-Ródano-Alpes, Isla de Francia, Normandía y País del Loira), los socialistas en cinco (Aquitania-Limousin-Poitou-Charentes, Borgoña-Franco Condado, Bretaña, Centro-Valle del Loira y Languedoc-Rosellón-Mediodía-Pirineos) y el Frente Nacional en ninguna. En Córcega ha ganado la lista regionalista y quedan aún por decidir los resultados en los territorios de ultramar: Reunión, Guadalupe, Guyana y Martinica.

Valls ha agradecido a los votantes que han respondido al claro llamamiento de la izquierda para levantar una barrera contra la extrema derecha y ha advertido de que no hay que caer en el "triunfalismo". "Esta noche no hay ningún mensaje de victoria. El peligro de la extrema derecha no ha sido desechado. No me olvido de los resultados de la primera vuelta", ha añadido.

Así las cosas, todo dependía de lo que los votantes de izquierdas. El Partido Socialista pidió el voto para los conservadores de Nicolas Sarkozy en dos circunscripciones -la Norte, cuyo cabeza de lista es la propia Le Pen, y la Sureste, donde lo es su sobrina Marion Marechal-Le Pen- para dejar fuera del Gobierno al Frente Nacional.

El líder de Los Republicanos, Nicolas Sarkozy, ha avisado de que los resultados electorales de los 'frentistas' en la primera vuelta es una "advertencia". "No podemos pasar de una votación a otra como si los franceses no hubieran dicho nada. Los franceses esperan de nosotros una respuesta contundente", ha argumentado.

Para Sarkozy el ascenso del Frente Nacional es "preocupante", por lo que ha propuesto que en los próximos meses se aborden con más profundidad cuestiones como Europa, el desempleo masivo, la educación, la seguridad o la identidad. "Los franceses deben estar convencidos de que tenemos las respuestas a estos riesgos", ha apostillado.

A pesar de la derrota, Marine Le Pen, la líder del Frente Nacional, ha destacado el "inexorable crecimiento del movimiento nacional" en las elecciones regionales y ha dado las gracias a los "militantes patriotas" por haber hecho posible este "éxito" del partido. También, ha destacado que han triplicado el número de consejeros regionales del Frente Nacional y que con estos resultados "ha quedado erradicado el aciago Partido Socialista de sus plazas fuertes del norte y del sur", tras la retirada de listas socialistas en Norte-Paso de Calais-Picardía y en Provenza-Alpes-Costa Azul.

Comentarios