miércoles 20/10/21

El bando de Ouattara asegura que Gbagbo está "negociando su rendición"

La ONU defiende la intervención militar conjunta en Costa de Marfil de la misión del organismo en ese país africano (ONUCI) y de Francia

El bando de Ouattara asegura que Gbagbo está "negociando su rendición"

El presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, está "negociando su rendición" a las tropas de Alassane Ouattara, según informaron este martes fuentes próximas al presidente electo. Gbagbo "estaría en negociaciones para rendirse", declaró el embajador de Ouattara en Francia, Ally Coulibaly, a Radio France Internationale (RFI).

Las fuerzas de Alassane Ouattara se hicieron en la noche de este martes con el control de la residencia de Laurent Gbagbo, en Abiyán, después de un día de fuertes combates, según declaró un portavoz opositor, Patrick Achi. También se oyeron más disparos de armamento pesado en el barrio de Plateau, donde se encuentra la residencia.

En un primer momento se desconocía si Gbagbo se encontraba en el interior del edificio, pero "algunas personas han visto a Gbagbo dentro de la residencia y aún lo están buscando", declaró Achi a la BBC. A la pregunta de qué le sucedería a Gbagbo en caso de ser capturado, el portavoz se limitó a precisar que sería detenido y "entregado a la justicia".

La ONU defiende la actuación de Francia

El subsecretario general de la ONU para las operaciones de paz, Alain LeRoy, defendió la intervención militar conjunta en Costa de Marfil de la misión del organismo en ese país africano (ONUCI) y de Francia, y que han tenido como objetivo proteger a la población civil.

"Nadie en el Consejo de Seguridad dice que hemos sobrepasado el mandato de la resolución 1.975. Es importante que eso quede claro", dijo LeRoy a su salida de una reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU, en la que informó del curso de los acontecimientos en Costa de Marfil y de las operaciones militares en ese país.

El subsecretario general de la ONU explicó que la colaboración de la ONUCI con las fuerzas francesas de la operación Licorne en el país africano se produjo a petición del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, debido a "la escalada en los últimos tres días de los ataques con armamento pesado contra la población civil".

"Si no hubiera habido esos ataques con armamento pesado no hubiéramos tomado esta decisión", recalcó LeRoy, quien explicó cómo en los últimos días esos ataques se habían intensificado en Abiyán por parte de las fuerzas del mandatario Laurent Gbagbo, "especialmente elementos de la Guardia Republicana y de fuerzas especiales".

Esas fuerzas, según el subsecretario general, "han atacado a la población civil, pero también a los cascos azules" de la ONU, e incluso los cuarteles generales de la misión del organismo en el país africano han sido "atacados casi continuamente en los últimos tres días con armamento ligero, pero también con armas pesadas".

"Cuatro cascos azules han resultado gravemente heridos en nuestros cuarteles generales y nuestros convoys que patrullan Abiyán para proteger a la población también han sido atacados, así como nuestras caravanas que transportan heridos", indicó LeRoy.

El subsecretario de la ONU explicó que la operación conjunta entre la ONUCI y las fuerzas de la Licorne sigue adelante en estos momentos y en ella se están utilizando helicópteros de ataque de la ONU "para neutralizar el armamento pesado" que se utiliza en contra de la población.

También participan helicópteros de Licorne que tienen capacidad de actuar en la noche, que los de la ONU no tienen, explicó LeRoy, quien reconoció que la operación ha tenido como objetivo los alrededores de la residencia de Gbagbo y los lugares en que se concentran sus tropas leales, porque es allí donde se ha localizado el armamento pesado.

"Hay armas pesadas en las cercanía de la residencia de Gbagbo. Se ha disparado hacia allí porque se cree que las armas están ahí y suponen una amenaza contra la población civil", dijo LeRoy, quien espera que la operación concluya en las próximas horas aunque "nadie lo sabe" con exactitud.

La operación se realiza en "completa colaboración" entre la ONUCI y las fuerzas de la Licorne, quienes en conjunto estudian donde se encuentra ese armamento y deciden dónde atacar, indicó el subsecretario general para operaciones de paz.

"Repito que solo disparamos contra el armamento pesado", indicó LeRoy, quien destacó "el claro mandato que encargó el Consejo de Seguridad para evitar el uso de armas pesadas contra los civiles, o si se atacaba a la población y los cascos azules, lo que ha ocurrido en los últimos tres días".

El máximo órgano internacional de seguridad aprobó el pasado 30 de marzo la resolución 1.975, propuesta por Francia y Nigeria, que congela los activos e impide viajar a Gbagbo y su círculo más cercano, al tiempo que le exige el inmediato traspaso del poder al ganador de las elecciones de noviembre, Alassane Ouattara.

Esa resolución subraya que ONUCI tiene autorización para recurrir a "todos los medios posibles" para proteger a la población civil de los ataques con armamento pesado.

El embajador enviado por Ouattara a la ONU, Youssoufou Bamba, indicó a la salida de la reunión del Consejo de Seguridad que la delegación de Ouattara está "muy satisfecha" con "la efectiva puesta en marcha de las disposiciones que contempla la resolución 1.975 para proteger a la población civil.